Deportes

Luciano Preto abandonó en el final

ESQUEL.- No tuvo suerte y el podio se escapó de sus manos. Es que el piloto ushuaiense Luciano Preto marchaba segundo en la clasificación general, pero un inconveniente mecánico en la caja de dirección lo dejó fuera del camino y así se acabaron las ilusiones de completar el Rally de Esquel, cuarta fecha de la temporada 2019 para el Rally Argentino DIRECTV.

El auto con el que Luciano Preto estuvo compitiendo el fin de semana.

El joven ushuaiense abandonó en la penúltima prueba especial, mientras que el cordobés Marcos Ligato fue quien se quedó con el Rally que exigió al máximo a cada uno de los protagonistas con caminos complicados, cubiertos de hielo, nieve y mucho barro.
El sábado en la primera etapa, el fueguino venía haciendo una tarea magnífica, ubicándose en el tercer lugar de la clasificación general, pero el comienzo del segundo rulo perdieron importantes segundos tras tener que ir detrás de un auto rezagado durante gran parte del tramo, lo que lo dejó finalmente en el séptimo puesto.
La segunda etapa del domingo parecía brindarle la alegría que había salido a buscar, porque rápidamente Luciano metió dos buenos tiempos que le permitían ser segundo en el clasificador general del rally y estar a una distancia expectante del líder, Marcos Ligato.
A bordo del VW Gol Maxi Rally Turbo, que es propiedad de la Compañía General de Rally que conduce Fernando Scarlatta y que se encarga de la puesta a punto del vehículo, Luciano Preto dominó con gran capacidad su máquina por arriba de un piso complicado en donde el barro y el hielo eran una moneda corriente.
Sin embargo, transitando la penúltima prueba especial, una falla en la dirección, combinada con profundas huellas, produjeron una salida de camino, sin poder traccionar, obligando a la pérdida de varios minutos y posterior abandono.
Tras finalizar el rally y de regreso a casa, el ushuaiense Luciano Preto expresó su pesar en las redes sociales y comentó: “Se terminó con sabor amargo un excelente fin de semana. Lamentablemente se rompió la dirección del auto y una huella nos sacó del camino y no pudimos desencajar el auto a tiempo cuando íbamos segundos en la general. Nos quedan muy buenas sensaciones porque después de 1 año y medio de inactividad pudimos pelear bien adelante”.
Y además agregó: “Muchísimas gracias Compañía General de Rally por el gran auto y el trabajo de todo el fin de semana, a toda la gente que nos apoyó, a Joel Von Mundhardt por la mano que me dio para venir a esta carrera, a Tayra, Susana y Sofía por acompañarme el finde, a mi novia que me acompaña incondicionalmente y a toda mi familia que me apoya tanto, en especial a vos papá que hacés todo esto posible. Me hubiera encantado poder regalarte un resultado final en tu día, seguramente tendremos revancha algún día”.