Actualidad

Destacado: “Caminatas por una mejor vida”

RIO GRANDE.- El proyecto “Caminatas por una mejor vida”, creado por la Dirección de Salud Comunitaria del Municipio de Río Grande fue premiado junto a otros cuatro proyectos de distintas partes del país. Este reconocimiento, a su vez, formó parte del programa “Experiencias de promoción de la salud, nuestro proyecto en video” de la Secretaría de Salud de la Nación.

El programa municipal “Caminatas por una mejor vida” es gratuito y abierto a la comunidad.

“Estuvimos los días 27 y 28 con un equipo de trabajo de Nación en virtud de que el Municipio de Río Grande fue ganador de la región patagónica. El premio es la realización integral de un audiovisual que será presentado en las próximas Jornadas de Municipios, Comunidades Saludables y Encuentro de Alcaldes que se realizará en Mendoza los días 3 y 4 de julio próximo”, indicó al respecto, Bibiana García, directora de Municipios y Comunidades Saludables de la Nación.
Por su parte, la doctora Ana Mensato, directora de Salud Comunitaria del Municipio, explicó el proyecto por el que fue reconocido el Municipio de Río Grande, tiene que ver con la prevención de los factores de riesgo, con la actividad física y con la alimentación saludable.
El programa surgió desde la inquietud que produce la alta incidencia de uno o más factores de riesgo para la salud, en la población de la ciudad: Malos hábitos alimenticios, presión arterial alta, obesidad, tabaquismo, sedentarismo.
“Concretamente lo que hicimos fue invitar a la gente con factores de riesgo a realizar caminatas en la ciudad y actividades físicas dentro del gimnasio Carlos Margalot. De este modo, si el clima no acompañaba no se interrumpían las actividades”, explicó Mensato.
Además, comentó: “Los pacientes recibían acompañamiento de nutricionistas, de trabajadores sociales y de médicos que hacían controles antes, durante el programa y cada 6 meses”.
La funcionaria remarcó la importancia de observar el progreso de los participantes durante todo el tiempo que viene desarrollándose el programa municipal: “Se pudo ver el cambio y cómo ha mejorado la salud de los pacientes. También se han formado vínculos entre los participantes, tanto es así que a veces salen a hacer actividades físicas por fuera de las programadas. Ellos mismos mejoraron su conducta alimentaria, bajaron de peso y como resultado bajaron notablemente la incidencia de los factores de riesgo”.