Gremiales

Cuenca repudió el ataque a choferesa

El titular de la Unión Tranviarios Automotores de Tierra del Fuego repudió el ataque que sufrió la conductora de la empresa de transporte público de la ciudad y si bien reconoció que “nos da mucha bronca”, admitió que “por suerte se trata de un hecho aislado”.

Cuenca admitió que los choferes cuentan con un protocolo de acción ante agresiones.

RIO GRANDE.- El titular de la Unión Tranviarios Automotores (UTA) de Tierra del Fuego, Juan Carlos Cuenca, se refirió a la agresión que sufriera una choferesa por parte de un pasajero que era trasladado en una unidad de la empresa CityBus, ataque que quedó registrado a través de las cámaras de seguridad del vehículo.
“La verdad que lo que pasó nos provocó mucha bronca, primero porque se trata de un cobarde ataque a una trabajadora y más aún porque se trata de una mujer. El sujeto que la agredió no es usuario frecuente del servicio y esgrimió como excusa que el colectivo se había demorado, cosa que se desmintió con el registro del GPS de la unidad”, resaltó.
Asimismo, develó que “nuestra compañera cumplió su recorrido, nos pidió ayuda y por eso la acompañamos a la comisaría para realizar la denuncia en sede policial. Ahora esperamos que actúe la Justicia para que este sujeto reciba el castigo que se merece por lo que hizo”.
Consultado sobre la frecuencia con que se producen este tipo de ataques, Cuenca aseveró que “la verdad que por suerte se trata de un hecho aislado. Cambió mucho el servicio de transporte y con ese cambio también se modificó la conducta del pasajero, que es muy tolerante y que casi nunca reacciona de manera agresiva contra el trabajador”.
“Por suerte nuestra compañera pudo contener la situación. Eso sucedió porque tenemos protocolos, trabajamos en conjunto con la empresa y el Municipio de Río Grande para que el chofer esté lo mejor preparado para contener este tipo de situaciones indeseables”, precisó.
Finalmente, y sobe las recomendaciones para los pasajeros que observan este tipo de acciones, el dirigente sindical sugirió: “Lo que le pedimos a la gente es que no intervenga violentamente cuando se observan situaciones de este tipo porque no sabemos si la persona está armada o cómo puede reaccionar. Los choferes saben cómo contener la situación y lo mejor es que la gente, si observa lo que pasó, dé pronto aviso a la policía o a alguna fuerza de seguridad mediante su teléfono celular”.