Agenda Cultural

“Claroscuro”, libro de poemas

El objetivo es poder despertar en los lectores la sensibilidad que la rutina a veces nos roba y generar las preguntas sobre los “claroscuros” de la vida y el arte, aquel borde difuso entre las palabras y las cosas.

Pedro Alberto Lencina, en la presentación de su libro “Claroscuro”.

RIO GRANDE.- El pasado 15 de junio Pedro Alberto Lencina (30 años), docente de la ciudad, presentó en la sala del IPES Paulo Freire el libro de poemas de su autoría titulado “Claroscuro”.
Pedro Alberto Lencina es egresado en la Tecnicatura Superior en Comunicación Social en el Cent 35, y actualmente cursa el Profesorado de Lengua y Literatura en el IPES Paulo Freire.
La escritura surgió desde muy joven en él, “no recuerdo la época exacta pero sí recuerdo el momento en que comencé a leer y escribir poesía, fue en la adolescencia luego de encontrar otro tipo de lecturas a las que estaba acostumbrado. La síntesis y la fuerza que encontré en la poesía me marcó y la adopté como método favorito”, dijo Lencina en entrevista para El Sureño.
Claroscuro es su primer libro de poemas. Es un poemario con la mayoría de los poemas que produjo en la ciudad de Río Grande, y muestra un viaje interior “que refleja la transformación de mi voz poética así como de mi persona a través de estos 30 años” dijo el profesor.
Es un libro de poemas, pero conlleva implícito un hilo narrativo que muestra este transitar entre las dualidades que atraviesan la vida, infancia y adultez, la inocencia y la madurez, la luz y la sombra, etc.
Es un libro dirigido a cualquiera que ame la lectura y aun se detenga a contemplar la belleza por sí misma. Así como puede ser un “diario de viaje” literario, y tiene como objetivo poder despertar en los lectores la sensibilidad que la rutina a veces nos roba y generar las preguntas sobre los “claroscuros” de la vida y el arte, aquel borde difuso entre las palabras y las cosas.
El escritor remarcó que este proyecto no podría haber visto la luz sin la colaboración de Fede Marcel, quien es subsecretario General de Museos y Patrimonios en Cultura de Tierra del Fuego, y también destacó la ayuda de la correctora Florencia Lobo la que le permitió pulir los aspectos técnicos de la obra, y por último pero no menos importante la lectura de Priscila Vallone y su ayuda con el prólogo.
Entre otros agradecimientos destacó también a Maxi Lipihual por la producción de las fotos y a María Lokvicic y al Ipes quien gestionó el lugar para la presentación de “Claroscuro”.
“Por sobre todo agradezco a todos los artistas y escritores con los que me crucé en estos 30 años de isla, Claroscuro es una obra que me pertenece pero fue enriquecida por el contacto con todos los artistas fueguinos con los que me he cruzado y vinculado. El arte es un hecho colectivo, y sin ellos no sería el escritor que hoy soy” concluyó.
Fotos de la presentación, gentileza Maxi Lipihual.

Momentos de lectura en la presentación literaria.