Actualidad

Kioscos comenzaron a cumplir la ley

RÍO GRANDE.- Desde la Alianza Libre de Humo Argentina (ALIAR) destacaron que los kioscos de la provincia comenzaron a cumplir con la ley fueguina de control de tabaco, que prohíbe la exhibición de productos de tabaco en puntos de venta.

La exhibición de productos de tabaco es una forma moderna de promover el consumo entre los niños y jóvenes.

La medida “protege a los niños del consumo de cigarrillo común o electrónico y retrasa la edad de inicio en la adicción”, señalaron.
La exhibición de productos de tabaco es una forma moderna de promover el consumo entre los niños y jóvenes. “Tierra del Fuego es la primera provincia en prohibir la exhibición”, señaló la Dra. Patricia Croci, integrante de la Alianza Libre de Humo Argentina con sede en la provincia.
“Se trata de un avance muy significativo en la protección de la salud especialmente de niños, niñas y adolescentes. La publicidad atrae a nuevos consumidores, los estimula a iniciarse en la adicción”, agregó.
Las empresas tabacaleras dependen del diseño del paquete de cigarrillos como forma fundamental de comercialización. Las empresas aprovechan todos los elementos del empaquetado, incluida la estructura, el celofán exterior, la cinta desprendible, el interior, los insertos, la información de marca, y el diseño de colores.
La industria tabacalera utiliza contratos e incentivos monetarios con los vendedores minoristas (los kiosqueros) para garantizar la ubicación preferencial de sus productos en el punto de venta.
La exhibición en puntos de venta facilita la recordación de nombres de marcas, un factor que aumenta el riesgo de iniciación.
Los exhibidores de productos de tabaco normalizan el consumo de cigarrillos y permiten que la industria tabacalera se comunique con los no fumadores, ex fumadores y fumadores establecidos.
Es de esperar que, como resultado de la vigencia de la ley Nº 1203/17 que cumple con los mayores estándares internacionales en términos de control de publicidad, promoción, patrocinio y exhibición de productos de tabaco, se retrase la edad de inicio en la adicción (hoy es 12 años), disminuya la prevalencia de tabaquismo y la consiguiente morbimortalidad de ciudadanos fueguinos.