Salud

Continúa el servicio de primera calidad

Se trata de un servicio gratuito de Rehabilitación niños y adolescentes. Desde el ‘Mamá Margarita’, la Municipalidad de Río Grande garantiza la promoción de la salud y la mejora en la calidad de vida de niños y adolescentes de 6 a 15 años que requieran por orden médica esa atención.

El Centro de Rehabilitación Mamá Margarita brinda entre otros, este servicio, de forma gratuita.

RIO GRANDE.- El Municipio de Río Grande mediante el Centro de Rehabilitación “Mamá Margarita”, dependiente de la Secretaría de Salud, garantiza el servicio de rehabilitación infanto-juvenil para niños y adolescentes de 6 a 15 años, promocionando la salud y la mejora de la calidad de vida de esos pacientes.
“Contamos con dos equipos de profesionales que se encargan del servicio de pediatría integrados por un kinesiólogo, fonoaudiólogas, una psicopedagoga y psicólogas. Esta división es para hacer un trabajo más claro y práctico con los pacientes”, señaló la Lic. en psicología del Servicio de Pediatría, Julieta Paz.
Asimismo, Paz precisó que en el Centro se atienden trastornos del neurodesarrollo como autismo, déficit de atención, hiperactividad y discapacidades intelectuales: “Lo que hacemos es trabajar en un proyecto con objetivos terapéuticos, para tratar de promover y facilitar herramientas o estrategias para superar todas las dificultades que se ven en la discapacidad”, detalló.
“La mayoría son condiciones o patologías crónicas o de largo plazo, entonces los tratamientos duran bastante y para ver los logros es muy importarte la articulación con las escuelas y sobre todo el acompañamiento de la familia”, subrayó la profesional.
En ese sentido, comentó que los avances de cada paciente, varían y dependen de la condición de cada niño: “Por ejemplo en los niños con autismo apuntamos a ver mejorías en la socialización, en la comunicación, en poder decir lo que les sucede. Con los niños con parálisis cerebral intentamos trabajar también métodos alternativos de comunicación, para que puedan señalar y expresar sus demandas”, ejemplificó.
“Hay un montón de niños que pudieron adquirir la lectoescritura cuando llegaron acá. Muchos de ellos llegaron a través de sus pediatras y otros a pedido de las propias escuelas para un tratamiento interdisciplinario”, destacó la psicóloga.
Finalmente, Paz expresó: “Es de destacar que estuvimos a la altura de las circunstancias y de la demanda de la gente, dado que en 2012 contábamos solo con 5 profesionales y hoy contamos con 18 especialistas para rehabilitación en atención temprana y pediatría. A esto se suman los médicos itinerantes y otros profesionales que también colaboran con el servicio”.