Actualidad

Gobierno intima a Melella a regularizar

El Gobierno intima a la Municipalidad de Río Grande a regularizar la situación de la nueva planta potabilizadora.

La nueva planta potabilizadora funciona en la órbita municipal pero se deben culminar los procesos administrativos de acuerdo a lo que obliga el Fideicomiso Austral.

RIO GRANDE.- Guillermo Worman, presidente de la Dirección Provincial de Obras y Servicios Sanitarios (DPOSS), intimó nuevamente al intendente Gustavo Melella a acercarse en persona o que designe a alguien de su confianza, para dialogar y resolver la situación administrativa respecto al funcionamiento de la nueva planta potabilizadora ubicada en El Tropezón.
Worman recordó que desde la Provincia se citó en dos oportunidades a Melella o a quien éste designara como representante, a los efectos de regularizar la situación de la planta, “pero nadie concurrió. Nosotros queremos ordenar esta situación pero el Municipio se niega a que podamos hacerlo. Es más, sus funcionarios responden públicamente con enojo sobre esto. En lugar de enojarse, deberían poner la energía en solucionar el problema”.
El funcionario provincial explicó que la nueva planta potabilizadora fue construida con fondos del Fideicomiso Austral, lo que la convierte en una obra del patrimonio del Estado Provincial, según la normativa que regula a ese organismo. Para abundar dijo que el artículo 7 del acuerdo que regula al Fideicomiso Austral establece que “una vez concluidas las obras, quedarán incorporadas al patrimonio del Estado Provincial. El propio intendente Melella había enviado oportunamente una nota al Gobierno aceptando estos términos y poniéndose a disposición para la firma de la documentación correspondiente. Sin embargo, ahora no acceden a reunirse para resolverlo”.
Worman dijo que “el Municipio reconoce públicamente que la planta se transformó en una dependencia municipal, si el Municipio opera la planta, lo que hace falta es que lo informe y que diga cómo lo va a resolver, sobre todo en relación a los fondos que aportó el Fideicomiso, el que no es una herramienta coparticipable”.
El titular de la DPOSS criticó además que “como este tema, hay mucho otros que no se resuelven en favor de los vecinos. Por ejemplo, el Municipio cobra por el servicio de cloacas, pero es el Gobierno el que construye una nueva planta sanitaria; o se pavimenta parte de la ciudad, cuando es responsabilidad municipal. En definitiva, la no colaboración del Municipio, más que perjudicar al Gobierno, le quita posibilidades a los vecinos de Río Grande”.