Política

Críticas contra política de Macri

La Multisectorial 21F, con apoyo de la CGT Río Grande, la CTA, el Frente Sindical, asociaciones civiles, sociales y políticas, concretó ayer una ruidosa marcha para defender los puestos laborales de los fueguinos y repudiar, a su vez, las medidas impulsadas por el Gobierno nacional que generaron una fuerte caída del empleo y un rotundo crecimiento de los índices de pobreza e indigencia. Los participantes coincidieron en conforma un plenario que determinará la fecha de una medida de fuerza provincial.

Cientos de trabajadores se movilizaron a la plaza Almirante Brown.
El documento consensuado fue leído por una trabajadora que recientemente perdió su empleo.

RIO GRANDE.- Gremios, sindicatos, asociaciones, civiles, sociales y políticas marcharon por las calles de la ciudad convocados por la Multisectorial 21F para repudiar las políticas nacionales que tan fuerte han impactado en el ámbito productivo de la provincia y, en especial, de Río Grande.
La convocatoria sumó además a la Confederación General del Trabajo (CGT) de Río Grande, a la Central de Trabajadores (CTA), al Frente Sindical y a diversas organizaciones de la vida civil y política de la ciudad, todas en coincidencia a partir de la preocupación que el actual contexto provoca entre los asalariados.
Pasadas las 15, el grueso de los manifestantes partió desde San Martín y Belgrano hacia la plaza Almirante Brown donde se montó un improvisado escenario que le permitió a una veintena de dirigentes sindicales, expresarse acerca de la realidad de la ciudad.
Cada uno de ellos tomó el micrófono y lanzó una consigna que se repitió: rechazo a las medidas de Cambiemos, repudio a sus socios locales y provinciales y unidad de los trabajadores para superar el crítico momento que vive la provincia.
Tras ello, se dio a conocer el documento que los gremios consensuaron en sendas reuniones. La encargada de leerlo fue una trabajadora de nombre Estela, que perdió su trabajo y que en su voz se encarnó el reclamo de miles de fueguinos que en los últimos tres años vieron como sus sueños de progreso se esfumaron.
“El movimiento surge en defensa de la producción y el trabajo, en defensa de la industria nacional, en defensa de la clase obrera argentina. El conjunto de los trabajadores y trabajadoras de nuestra Tierra del Fuego, compañeros y compañeros que como otros millones de trabajadores, nos estamos reuniendo a lo largo y ancho de la Argentina, en las calles y barrios de todas las provincias en esta jornada de lucha nacional”, comenzó diciendo ante los presentes.
Y planteó: “Resulta necesario recordar, que nadie se olvide, que fue a partir de diciembre de 2015 con la asunción del gobierno de Cambiemos, que se comenzó a ejecutar un plan sistemático y antipopular de persecución a los trabajadores, de eliminación de derechos y pérdidas en materia social. Allí comenzó un verdadero derrotero de malas noticias para los trabajadores, y lo que parecía algo lejano para algunos, empezó a tener repercusión directa en los hogares de nuestras familias, amigos y vecinos”.
“Ya hay más de 35 mil personas por debajo de la línea de pobreza en Tierra del Fuego, que no logran cumplir con todas sus necesidades y 6735 son indigentes, no llegan a acceder a una canasta básica de elementos de primera necesidad”, resaltó la oradora, en su alocución de más de 18 minutos.
Además, detalló que “en tan solo seis meses la pobreza pasó del 10,4 % al 17,9 %, aumentando más de siete puntos. Y como si esto no fuera suficiente en los últimos dos años de la gestión Macri, la pobreza en Tierra del Fuego pasó del 9,7 % al 17,9 %, esto quiere decir que el gobierno de Mauricio Macri logró duplicar la cantidad de pobres en nuestra provincia, significando esto la intencionalidad clara y manifiesta de este modelo, la de avanzar violentamente con el despoblamiento de nuestra tierra y quitarnos la posibilidad de subsistiendo en la tierra que elegimos para vivir y criar a nuestros hijos”.
“Para algunos, estos datos pueden ser solo números fríos, pero detrás de esos números se encuentran personas que han perdido sus trabajos, familias que tuvieron que abandonar Tierra del Fuego a merced de la suerte e intentando volver a comenzar con menos de lo que vinieron”, reprochó al tiempo que aseguró que “en esos porcentajes están reflejados cada uno de los compañeros metalúrgicos, textiles, del comercio, petroleros, docentes, enfermeros, médicos, plásticos, gastronómicos, seguridad privada, músicos, trabajadores de limpieza y servicio doméstico, trabajadores rurales y tantos otros que ni siquiera están registrados. Somos todos parte de esta triste estadística generada por el gobierno de Mauricio Macri”.
En ese sentido, enfatizó que “por eso hoy decimos que Mauricio Macri en estos casi cuatro años de mandato ha generado la mayor industria de pobreza de la historia de nuestro querido pueblo. En esta fábrica de pobres que se extiende de Jujuy a Tierra del Fuego han entrado miles de compañeros, y seguirán entrando con mayor fuerza ya que es el camino que ratifica día a día orgullosamente este modelo implementado por Cambiemos”.
“Es hora de despertarse. Debemos reclamar fervientemente a funcionarios y representantes políticas que pongan lo que hay que poner para lograr definitivamente la extensión de la Promoción Industrial y el subrégimen contenido en la Ley 19.640 hasta el año 2073, herramienta fundamental para hacer real nuestro derecho de seguir habitando Tierra del Fuego”, recalcó.
Finalmente, la encargada de leer el discurso planteó: “Los dirigentes gremiales debemos convocar en los próximos días a un gran plenario sindical y llamar a un paro general de actividades. Es hora de plantear la unidad del movimiento obrero y dejarle en claro a este Gobierno de traidores que no los queremos más definiendo los destinos de nuestro pueblo y que a pesar del daño que provocan, la clase obrera jamás se pondrá de rodillas”.