Política

Alberto Fernández en Río Grande

El exjefe de gabinete de la gestión kirchnerista llegó a Río Grande para participar de una agenda de actividades junto a los candidatos de Unidad Fueguina. En conferencia de prensa, Alberto Fernández lanzó duras críticas al macrismo, abogó por la unidad del peronismo en todo el país y ratificó su buena relación con Rosana Bertone al asegurar que “tenemos más puntos en común que diferencias”.

“La gente ya encontró una alternativa a Macri”, aseguró Fernández en su visita a Río Grande.

RIO GRANDE.- El exjefe de gabinete del Gobierno nacional, Alberto Fernández, brindó una extensa conferencia de prensa en Río Grande, previo a su participación en una jornada de disertación organizada por Unidad Fueguina (UF), la fuerza por la que Rosana Bertone buscará la reelección provincial y Martín Pérez, convertirse en intendente del Municipio de Río Grande.
Fernández contestó todas las preguntas en los más de 30 minutos que duró el contacto con los medios. Hizo hincapié en la necesidad de conformar un amplio espacio nacional de carácter opositor al oficialismo, lanzó duras críticas a la gestión del presidente Mauricio Macri y rescató sus concordancias por sobre sus diferencias con la gobernadora Rosana Bertone.
“Aquí en Tierra del Fuego se está llevando adelante un trabajo de unidad muy importante y eso es algo que vengo pregonando desde hace mucho tiempo”, destacó el exfuncionario nacional, hoy abocado al armado del espacio electoral peronista.
A su vez, consultado sobre el rol de Rosana Bertone en esa construcción, admitió que “todos somos importantes acá. Los gobernadores son piezas centrales en la construcción de una fuerza política nacional. Y yo tengo la sensación que vamos a tener más puntos de acuerdo que diferencias”.
“A (Daniel) Scioli lo he escuchado decir que él quiere ser candidato, aunque Cristina (Fernández) sea candidata, y está muy bien. Felipe Solá ha planteado algo parecido y a mí me parece legítimo, me parece muy rico todo eso. Pero a mí lo que más me preocupa es terminar con este tiempo. Y si yo me postulara a algo, no tendría la libertad para hablar como hablo”, aseguró y de esa forma descartó cualquier apetencia a tono personal.
Y agregó: “La gente ya ve un derrotero para encontrar una alternativa a Macri. Se está marcando una unidad detrás de una persona, y estoy hablando de Cristina. Cuando uno mira las encuestas ve que Cristina tiene 36 o 37 puntos, y que el que más cerca está del espacio opositor tiene 6 o 7 puntos, la gente ya hizo un proceso de selección”.
“Macri va a tener muchas dificultades para ganar la elección, fíjense que aquí, sus seguidores ya ni quieren llamarse Cambiemos. En ningún lugar quieren parecerse a Macri. A mí lo que me preocupa es el día después, que va a necesitar los mejores que se hagan cargo de la Argentina que va a dejar Macri, que va a ser muy complicada. Y ahí hacen falta todos”, enfatizó.
Para graficar la situación del país, dijo que “la Argentina está en default. Si no fuera por el FMI no podríamos pagar la deuda. Una economía que permanentemente se estanca, no cede la inflación. Eso es lo que nos espera: una Argentina con más pobreza, con fragilidad en el empleo”.
Al ser consultado por las últimas medidas adoptadas por el Gobierno nacional, Fernández dijo que las mismas “fueron un manotazo de ahogado, ya que no se puede pelear contra lo que vive la gente día a día”.
Por último, alegó que hay un gran problema en el país porque “Argentina dice ser un lugar federal y no lo es. Los problemas provinciales son muy agudos y muchos dependen del poder nacional. Los que critican los vínculos de los gobernadores con el Gobierno nacional, es porque nunca gobernaron”.