Policiales

“A mi hijo lo dejaron al borde de la muerte”

La madre del joven que fue quemado con agua hirviendo aseguró que su hijo llegó a relatar que lo maniataron a una silla para tirarle encima un baldazo de agua hirviendo, la cual le ingresó en la garganta y vías respiratorias generándole graves quemaduras. La mujer pidió que los imputados no salgan y que el caso, que actualmente está caratulado como “lesiones graves”, sea “tentativa de homicidio”.

El dolor de la madre del joven quien permanece internado con más del 40% del cuerpo con quemaduras.

RIO GRANDE.- Claudio Ayala de 33 años permanece internado en terapia intensiva del nosocomio local desde el fin de semana en que fue quemado con agua hirviendo en “la casa de Marisol Vargas”, un aguantadero en un departamento de calle Mazarello 442, del barrio Chacra XIII.
Por este hecho fueron detenidos Saúl Aravena y Rodrigo Albarracín, dos sujetos de frondoso prontuario, los que fueron indagados por “lesiones graves” y a los cuales ayer el juez de turno, Dr. Raúl Sahade, les negó la excarcelación, siendo trasladados a la Unidad de Detención 1.
María Eugenia, madre del joven internado, relató que “está en coma farmacológico, y con respirador artificial ya que se encuentra con las vías respiratorias y el 50% de su cuerpo quemado”.
La mujer aseveró: “A mi hijo lo quisieron matar, esto es tentativa de homicidio”. “A mi hijo lo ataron, le tiraron agua caliente en la boca; donde él tiene la lengua, el paladar y la tráquea quemada”
“Yo no voy a dejar que esto quede así, a mí nadie me asegura que estos tipos si hoy salen vengan acá y ataquen a otro de mis hijos, yo no los conozco”.
“Que el juez que me diga si a mí me da la seguridad que él va a largar a esas personas, si quisieron matar a uno de mis hijos, tranquilamente puede matar a alguno de mis otros hijos”. “Yo no sé cuál es el problema que ellos tenían con mi hijo, pero a mí no me están dando la seguridad”, dijo la mujer antes de conocerse la resolución que mantiene detenidos a ambos sujetos.
“Quiero que cambien la carátula, que vengan a verificar, y el juez pida el informe médico y vea cómo está mi hijo hoy, está en alto grado de riesgo de mortalidad”, agregó la desesperada mujer, “la carátula que corresponde, que es tentativa de homicidio, que no me vengan con lesiones o lesiones graves, porque es tentativa de homicidio y que en base a eso empiecen a trabajar”, enfatizó la desesperada madre.