Actualidad

Pedagogías y Educaciones desde el Sur

El educador popular Marco Raúl Mejía disertó ayer en Río Grande ante más de 1300 docentes y estudiantes de la educación. Fue el primero de los encuentros previos al Segundo Congreso Internacional, que se realizará en noviembre. El especialista en educación, discípulo de Paulo Freire, fue distinguido como Huésped Ilustre de la ciudad de Río Grande.

La disertación del educador colombiano Marco Raúl Mejía en el Carlos Margalot.

RIO GRANDE.- Camino al Segundo Congreso Internacional “Educación e Inclusión desde el Sur”, los docentes de toda la provincia tuvieron la oportunidad de escuchar al especialista colombiano en educación popular Marco Raúl Mejía. La disertación se realizó en Ushuaia el viernes 15 y ayer en Río Grande en el Polideportivo Carlos Margalot.
Más de 1300 docentes y estudiantes de carreras afines siguieron en ambas ciudades la excepcional disertación del educador colombiano. Como lo indicaba el título de la charla, Mejía habló de Educaciones y Pedagogías desde el Sur: “Hagan de este precongreso el inicio de sus rebeldías, por decirle al capitalismo que no van a aceptar más que siga haciendo la separación entre trabajo manual y trabajo intelectual, porque ustedes a partir de este encuentro se van a volver productores y productoras de saberes y conocimiento”, dijo durante su disertación.

“Estamos en un continente lleno de experiencias, hay unos procesos de interculturalidad y cambio curricular”, destacó Mejía.


Las definiciones y conceptos abordados sobre el sistema educativo y sus deficiencias tuvieron dos ejes centrales: la experiencia en el aula y en el desarrollo institucional.
Mejía resaltó el lugar de América Latina como un lugar productor de conocimiento y de pedagogía; por encima de la función de reproductor de pensamientos establecidos sobre educación.
“Hoy hay una cantidad de redefiniciones de los sentidos de la educación. Estamos en un continente lleno de experiencias, hay unos procesos de interculturalidad y cambio curricular”, dijo.
Luego dio varios ejemplos de políticas educativas estatales en América Latina, y sus deficiencias; “No protesta sin propuesta en este mundo. Y si ustedes no son capaces de volver su práctica en propuestas concretas para enseñar y evaluar de otra manera; para entender el currículo de otra manera, esto no va a salir. Al oficio de maestro lo van a recrear los maestros y maestras que no van a aceptar hacer simplemente la tarea del capitalismo y el neoliberalismo. Sino que van a aceptar que en su sabiduría y en su práctica, va a surgir una nueva teoría para construir la nueva escuela del siglo XXI”, expresó Mejía.
El intendente Gustavo Melella agradeció a los docentes de todos los niveles y a los estudiantes que se acercaron a reflexionar sobre la escuela y la educación: “Para nosotros la educación tiene un rol transformador en la sociedad y por eso hicimos el congreso el año pasado y lo haremos de nuevo este año”.

“Esas modificaciones pedagógicas nos dicen cómo y dónde realmente se transforma esa práctica. El maestro y la maestra se convierten en actores, el saber de su práctica es saber pedagógico”, insistió el educador.

La secretaria de Promoción Social, Analía Cubino, también afirmó: “esta gestión municipal del intendente Melella hace la educación con la gente. Son los docentes los que declaran de interés estos encuentros, no es la parte institucional sino ellos quienes dicen que esto es importante. Cuando Melella dijo el año pasado que Río Grande iba a ser la Ciudad de la Educación fue muy significativo porque todos creemos que debe tener ese lugar y trabajamos para eso”.
Luego de la charla, el reconocido educador Marco Raúl Mejía recibió de mano del intendente Melella, y la secretaria Cubino el reconocimiento como Huésped Ilustre de la ciudad de Río Grande. Los docentes ovacionaron a Mejía, quien se quedó para saludarlos y tomarse fotos con ellos.
“Estamos en un momento a nivel mundial donde la educación y la escuela están siendo reconfigurados. En esa reconfiguración el maestro y la maestra vuelven a convertirse en actores fundamentales de cómo construir la escuela del siglo XXI. Pero eso requiere unos cambios, en el sentido de que hay que darle respuesta a la época y al lugar del que somos”, dijo Mejía en diálogo con El Sureño.
Y agregó: “Esas modificaciones pedagógicas nos dicen cómo y dónde realmente se transforma esa práctica. El maestro y la maestra se convierten en actores, el saber de su práctica es saber pedagógico”.
“Muchas de las cosas que criticábamos en el proyecto político de las derechas se reprodujo en el interior de los proyectos políticos de las izquierdas latinoamericanas. Y entonces vamos a tener que estar claros en que no basta con querer cambiar la sociedad, tenemos que cambiar nuestras vidas, nuestra manera de consumir, nuestros hábitos. Tenemos que hacer de nuestra vida un proyecto de nueva sociedad, porque eso no es para el futuro. Es ya, el mundo lo construimos ya”, concluyó.
“Lo que buscamos es fortalecer la función y el lugar del docente. Que tiene un lugar que es irreemplazable. Los chicos también son nuestros ciudadanos, y hacen en las escuelas sus primeras herramientas, pensamos en darles lo mejor a ellos. Nosotros asumimos la responsabilidad de que Río Grande se convierta en ese lugar de reflexión permanente. El año pasado vino gente de otras provincias, de Chile. Y pensar la pedagogía y la educación desde el sur, es una misión para nosotros; creo que es un aporte que nos trasciende y es para todos”, agregó Melella.
De acuerdo con el calendario diseñado, la próxima instancia camino al congreso de noviembre tendrá lugar el viernes 12 y el sábado 13 de abril con el taller “Escritura de ponencias” y la “Conferencia sobre aprender a leer y a escribir en la escuela”, respectivamente.