Actualidad

Negociaciones por el boleto

Desde el área de Gestión y Participación Ciudadana del Municipio de Río Grande confirmaron que está “muy avanzada” la negociación con CityBus para adecuar la tarifa tras la quita de subsidios dispuesta por el Gobierno nacional. Por su parte, la Unión Tranviarios Automotores admitieron que siguen la situación “de cerca” y que esperan una pronta definición “para que no se vean afectados los puestos de trabajo”.

Siguen las negociaciones por el aumento del boleto.

RIO GRANDE.- El Municipio de Río Grande y CityBus siguen negociando el monto de incremento de la tarifa de transporte público de pasajeros tras la decisión del Gobierno nacional de restringir los subsidios con los que se sostenía parte del funcionamiento de dicho servicio en todo el país.
El subsecretario Gestión Ciudadana municipal, Daniel Facio, contó que “estamos avanzando en la negociación, la verdad que hay que destacar la apertura al diálogo en todas las patas que están involucradas. El gremio obviamente quiere tener definiciones para evitar problemas que ya hemos atravesado y es entendible la preocupación”.
“Hay diálogo, hay parámetros de discusión lógicos y obviamente lo que buscamos es generar el menos impacto posible para el vecino tal como lo hemos hecho siempre, de hecho hoy tenemos la tarifa más baja del país y la empresa también entiende que es necesario que esto siga así”, remarcó.
Asimismo, criticó a quienes “han intentado de manera permanente boicotear el servicio. El concejal Raúl von der Thusen siempre hizo declaraciones altisonantes. En algún momento dijo que íbamos a llevar la tarifa a 16 pesos y finalmente terminó ubicándose en 11 pesos. Hay que terminarla con esto de las declaraciones alarmantes, más en momentos como los que estamos viviendo”.
“Nosotros entendemos que somos parte de una solución y no el problema., El transporte público ha dado una herramienta fundamental al desarrollo social y económico de la ciudad y debemos conservar este nivel de calidad del servicio”, reconoció.
Asimismo, admitió que “queremos que haya responsabilidad en este debate, hay que discutir tarifas porque no estamos ajenos a la realidad económica del país, pero que la gente sepa que vamos a estar más cerca del bolsillo del trabajo que de las estupideces que se dicen sobre aumentos que duplicarían la tarifa, porque lo que sucede es que cuando se dicen cosas así, se genera incertidumbre y alarma en la sociedad”.

La mirada del gremio
El secretario general de la Unión Tranviarios Automotores (UTA), Juan Carlos Cuenca, aseveró que “nosotros planteamos la preocupación a partir de la decisión del Gobierno nacional. Le pedimos a la empresa que vayan previendo la situación y nos dijeron que se están ocupando del tema”.
“No puedo hablar de montos ni de porcentajes, lo que puedo decir es que salimos tranquilos de la última reunión porque se garantizó que van a cuidar a los trabajadores y que no van a afectar el bolsillo de los usuarios del servicio”, enfatizó.
Además, el dirigente sindical precisó que “la quita de subsidios en otros puntos del país afectó muchísimo a los servicios de transporte público de pasajeros. Sabemos que en algunas provincias, por la medida del Gobierno nacional, terminaron perdiendo el trabajo muchos compañeros”.
“La quita del subsidio hizo daño. Impactó muy fuerte en las provincias del norte del país. Hay negociaciones muy fuertes y hay incluso empresas que en diversos puntos del país ya presentaron preventivos de crisis”, develó.
Para cerrar, Juan Carlos Cuenca aseguró que “el subsidio que se perdió es muy importante, impacta muy fuerte. Nosotros, igualmente, no ponemos plazos, queremos sí que se resuelva en buenos términos para que no impacte en el empleo de los compañeros y para que no le pegue en el bolsillo al vecino que usa el servicio y es quien lo sostiene a diario”.