Policiales

El conductor del Voyage sigue internado

Se trata de Heber Pablo Pérez, responsable de haber causado un triple choque en la ruta 3, cuando escapaba de la Policía que había asistido a auxiliarlo ante un presunto intento de suicidio. Los ocupantes de los demás vehículos involucrados fueron dados de alta.

Heber Pablo Pérez fue trasladado del Hospital Regional a un sanatorio privado, donde sigue en terapia intensiva.

RIO GRANDE.- El siniestro vial ocurrido en la recta previa a la rotonda de acceso a Chacra XIII, tiene como único saldo a Heber Pablo Pérez de 51 años, conductor del rodado Voyage, internado en la terapia intensiva del sanatorio Fueguino.
Pérez intentaba ser localizado por la Policía que había recibido un llamado dando cuenta que éste atentaría contra su vida. Al ser localizado en la zona de El Tropezón, Pérez incompresible e irresponsablemente decidió escapar por la ruta 3 a alta velocidad hacia la zona urbana.
Allí fue que impactó contra una camioneta Jeep Renegade con dos ocupantes y luego una Honda CRV con una familia a bordo.
Pérez fue quien peor saldo, en lesiones, llevó con una fractura de pelvis, fractura expuesta de tibia y peroné, fractura en la base del cráneo y traumatismo craneoencefálico por lo cual anoche continuaba en delicado estado.
Los ocupantes de los otros dos rodados fueron asistidos en la guardia, hacia donde fueron trasladados cuatro de los cinco, resultando todos dados de alta la misma noche del lunes.
Raúl Alberto Lizarraga de 54 años y Guillermo Nicolás Velázquez de 29 fueron los dos ocupantes del Jeep Renegade que recibieron el alta tras las atenciones médicas; mientras que en la camioneta Honda circulaban Adrián Gustavo Maru de 44 años, Evangelina Machado de 34 y el hijo de la pareja de 13 años, siendo solamente hospitalizados los dos últimos que tras diversos estudios recibieron el alta.
Ahora se aguarda la evolución en el estado de salud de este sujeto, que los peritajes y cámaras de seguridad de la zona demostraron fue el responsable del siniestro, tras lo cual se aguardarán posible secuelas judiciales en caso de sobrevivir a las múltiples lesiones sufridas.