Policiales

Una mujer fue atacada por cinco perros

El hecho ocurrió en el barrio Los Fueguinos, ante la mirada de los dueños de los animales. En el vecindario mucha gente se quejó porque los perros siempre estaban sueltos. Dos de los canes que atacaron a la mujer son de raza Pitbull. La víctima radicó una denuncia policial.

La esquina donde sucedió el ataque. Los vecinos varias veces se quejaron por la presencia de los perros sueltos.

USHUAIA.- En un hecho que pudo terminar en una fatalidad una mujer identificada como Carmen Torres fue atacada por cinco perros, entre ellos dos de raza Pitbull, hecho que sucedió ante la mirada de los dueños de esos animales que intercedieron a tiempo para salvar la vida de la víctima.

El hecho sucedió el pasado lunes, a las 21:00, en el barrio Los Fueguinos, cuando Torres salió del domicilio de su hija con destino a su casa y al llegar a la esquina de Padín Otero y Francisco Torres, cinco perros de tamaño grande la atacaron hasta hacerla caer al piso.

Una de las heridas sufridas por Carmen Torres.

La mujer dijo que se cubrió la cara con la cartera porque los perros intentaban morderla en el cuello, pero eso no evitó que le provocaran heridas muy profundas en las piernas y los brazos. Mientras yacía en el suelo, aparecieron unos jóvenes que lograron quitarle los perros de encima y los metieron en una casa.

“Fue espantoso. Todos los perros se me vinieron encima. Primero me atacó el perro blanco que me sacó un pedazo de la rodilla izquierda y, el perro marrón que es el Pitbull me agarró de atrás, y cuando logré levantarme, los metieron a todos adentro de la casa”.

Carmen asegura que unos diez jóvenes vieron lo que pasaba y recién cuando uno de ellos se acercó para ayudarla a levantarse, metieron los animales adentro de la casa. Shockeada por la situación, la mujer pudo comunicarse con su hija, que la acompañó al hospital junto a su nieta, donde recibió atención médica adecuada.

Denuncia policial

Carmen realizó la denuncia en la policía y los perros se encuentran en la Dirección de Zoonosis de la Municipalidad para comprobar el estado de los animales. Allí debió presentarse a la mañana para reconocer a los cinco animales que la mordieron.

Profundamente conmovida, la mujer lamentó que los dueños de los perros no se hicieran responsables de su conducta al tenerlos sueltos en la calle. “Una mujer del barrio me dijo que estaba juntando firmas para llevar a la Municipalidad, porque esos perros están siempre sueltos. La casa donde viven no tiene cerco y cada vez que los chicos bajan del colectivo, salen al cruce para atacarlos”.

Aseguró que “nunca perdí la conciencia. Ellos hicieron abandono de persona. Debieron acompañarnos a esa hora de la noche después de lo que pasó. Ellos dicen que me mandaron un mensaje para saber cómo estaba. En mi estado, no podía mirar el teléfono. Antes de entrar al hospital comencé a vomitar y me desmayé. Un horror”, cuenta entre lágrimas.

A raíz del ataque, la mujer se encuentra en tratamiento con antibióticos y calmantes y dijo que aceptará la ayuda psicológica que la Municipalidad le ofreció para superar el trauma.