Política

“Si tengo que vetar algo, lo voy a hacer”

En una reunión realizada ayer el intendente Gustavo Melella hizo importantes anuncios con relación al pago de salarios, SAC, recategorización de trabajadores y el asueto para los días 24 y 31 de diciembre. Además, en referencia al congelamiento de la Unidad Fiscal para el 2019, el Intendente aseguró que velará por los intereses de los que menos tienen y vetará la ordenanza si es necesario.

Gustavo Melella, arremetió contra el congelamiento de la Unidad Fiscal, y lo calificó de medida demagoga.

RIO GRANDE.- Ayer por la mañana el intendente de la ciudad, Gustavo Melella, junto a otros miembros de su gabinete, se reunió con el sector de los tres sindicatos (ASOEM, ATE Y SITOS) que nuclean a los empleados municipales.
El primer anuncio fue la recategorización de alrededor de 200 empleados: “Había un pedido de las tres organizaciones de la recategorización, es decir, que ya no tengamos a nadie en categoría 10; y los vamos a pasar a categoría 19 pero sin perder la antigüedad”, aclaró Melella.
El Jefe Comunal anunció el pago de salarios correspondientes a noviembre a partir de las cero horas de hoy. El pago del Sueldo Anual Complementario, en tanto, se hará efectivo el 20 de diciembre; y se informó que habrá asueto los días 24 y 31 de diciembre; “Seguimos trabajando para incorporar a planta permanente a los trabajadores que cumplan con los requisitos para tal fin. Actualmente se está en la etapa de evaluación, porque no se pasa automáticamente, sino que tiene que ver con la antigüedad y el desempeño, con la responsabilidad en el trabajo”, detalló el mandatario.
“Lo primero es celebrar que los tres gremios puedan estar juntos, cosa que históricamente a veces no se daba. Los máximos representantes de las organizaciones sindicales están en el Municipio sentados en una mesa. Como lo hemos hecho en otras ocasiones, esto habla de la paz social que hay, la cual es buena de mantener y hay que defender” expresó el intendente.
“Además, se va a trabajar fuertemente en el subsidio vacacional. Ustedes saben que nosotros pagamos el subsidio vacacional, que es el 50% del salario, cuando el compañero empieza sus vacaciones”, agregó.
En cuanto a la medida por la que varios empleados pasarán de la categoría 10 a la 19, aseguró que tal operación se encuentra dentro del presupuesto y no generará gastos extras: “Es un Municipio que durante años ha tenido superávit, cosa que no se ve en todo el país, y eso nos permite que podamos hoy pagar salarios, programar ya el aguinaldo y trabajar para llegar a un subsidio vacacional. Esto tiene que ver con un buen ordenamiento de las finanzas municipales”, recalcó.
Respecto del congelamiento de la UF (Unidad Fiscal) sancionado por el Concejo Deliberante, Melella declaró: “Sabemos de la inflación, pero sabemos que el estado tiene que acompañar sobre todo al que menos tiene. El municipio nunca iba a tener un aumento del 74% porque no lo hemos hecho nunca. El año pasado fue el 16% y se ha hecho todo lo que se ha podido. Para el año que viene se previó cerca del 23%; teniendo en cuenta la inflación acumulada. La medida es muy demagoga, parece linda, pero en realidad perjudica al que menos tiene. Porque el que más tiene en nuestra ciudad, tiene una propiedad, un buen coche, y gana algo, va a pagar los mismos impuestos de este año. Ahora el dinero que va a la gente que menos tiene, que va al subsidio de colectivo, a las ayudas sociales,a promoción del empleo, o a la obra pública que también genera empleo, o salud no lo vas a tener”, enfatizó.
Y aseguró: “Si tengo que vetar algo que va en contra de la ciudad, lo voy a hacer porque para eso fui elegido intendente. Lo voy a hacer y no tengo ningún problema en explicarle a la gente la cantidad de obras que se hacen y que se ve que a algunos les molesta”.
“Cuando uno tiene que gobernar debe hacerlo para toda la ciudad y nosotros hemos tenido preferencia para acompañar a los que menos tienen. Por eso tenemos la mejor salud pública; por eso hemos hecho la mayor infraestructura deportiva de los últimos años; por eso concretamos la mayor infraestructura sanitaria; el mayor acceso a la tierra y la vivienda que jamás se haya hecho; por eso tenemos el mejor servicio de transporte”, agregó el intendente.
Melella confirmó que la medida sancionada por el Concejo, causaría que el Municipio pierda unos 300 millones de pesos, lo que equivaldría a todo un año de Obras Públicas; o al doble del presupuesto de Promoción Social: “Y si no habrá que bajar la atención en Salud, o dejar de pagar las becas universitarias o subir el boleto del colectivo, y quién usa el colectivo; quién se atiende en salud pública; quién se beneficia con la obra pública”, planteó.
El intendente, recalcó que los impuestos del Municipio de Río Grande son los más bajos de la Provincia: “La decisión del Concejo Deliberante es desfinanciar el Estado. En lugar de votar así podrían haber reclamado a la Provincia que nos pague la coparticipación que nos debe o en su momento que la Provincia o la Nación nos envíen los fondos de la planta de agua”.
Y remarcó: “Si lo que buscan algunos con esto es una cuestión netamente política, de desfinanciar al intendente Melella, se equivocan, porque en realidad lo que hacen es desfinanciar a la ciudad de Río Grande”.