Política

Bertone se refirió a la actualidad de Río Grande

En una segunda entrega de la entrevista en la redacción de El Sureño que se transmitió por la Televisión Pública Fueguina, la Gobernadora se refirió a la actualidad de Río Grande, las obras en ejecución y las proyectadas por el Gobierno provincial. Por otra parte, una mirada a casi tres años de las modificaciones al sistema previsional: “Fue un cambio absolutamente positivo y en el futuro lo será mucho más”.

Carrefour
Bertone visitó la redacción de El Sureño.

RÍO GRANDE.- En una segunda entrega de la entrevista en la redacción de El Sureño que se transmitió por la Televisión Pública Fueguina, Rosana Bertone se refirió a la actualidad de Río Grande, las obras en ejecución y las proyectadas por el Gobierno provincial. Además, una mirada a casi tres años de las modificaciones al sistema previsional: “Fue un cambio absolutamente positivo y en el futuro lo será mucho más”.

-¿Cómo ve a Río Grande en cuanto a infraestructura, a la situación social, el empleo…. Y qué soluciones propone el Gobierno para el próximo año?
-La mayor preocupación de la gente de Río Grande es no perder el trabajo y es un temor tan grande que hay… mucha gente lo ha perdido y hay mucha otra que tiene su trabajo pero que tiene miedo a perderlo. Hay que focalizarse en eso, el que tiene trabajo a cumplir, a saber que es un momento difícil y al trabajo hay que cuidarlo entre todos. Para mí cada puesto de trabajo vale y en este sentido pienso que una nueva inversión, una pequeña inversión, trato de tomar todas las posibilidades, de recibir propuestas y decir que aunque es un momento difícil acá tenemos un régimen impositivo que nos favorece para quienes quieren venir a invertir.

  • En este punto, ¿qué importancia le dan a la obra pública?
  • Tratamos de tener una mirada muy fuerte con respecto a la obra pública en Río Grande para, con eso, generar también puestos de trabajo, pero generar puestos de trabajo que sean locales, no que venga gente de afuera; porque esa es una dificultad que tenemos. Hay una mesa del Ministerio de Trabajo de la Provincia y del Ministerio de Obras Públicas junto a las empresas para monitorear el tema. Estamos tratando también de que en las obras que se hacen en los distintos barrios pueda haber trabajadores de esos barrios, por ejemplo la pavimentación de Chacra XIII, las obras en Margen Sur, que todas tengan trabajadores de esos barrios porque eso nos ayuda a evitar estar movilizando gente por toda la ciudad.

“La mayor preocupación de la gente de Río Grande es no perder el trabajo; es un temor tan grande que hay gente que lo ha perdido y hay mucha gente que tiene su trabajo pero que tiene miedo a perderlo”

-¿Cuáles son las obras que destaca y las que se vienen?
-Estamos contentos con la obra del centro de salud de segundo nivel que estamos haciendo en la Margen Sur porque queremos descomprimir al Hospital; tenemos algunos SUM en los barrios, plazas, muchísimas obras de agua y la planta de tratamiento de líquidos cloacales. En Ushuaia, con las plantas de tratamientos cloacales disminuimos un 17% el ingreso de niños al Hospital que ya no tienen diarrea y aquí en Río Grande es un problema muy grave; son cinco plantas que estamos haciendo: tres en Ushuaia, dos en Tolhuin y una en Río Grande.

-Destaca el tema de la contaminación ¿Qué se está haciendo para revertir esa situación?
-Tenemos que mejorar la calidad del medio ambiente en el que vivimos y tratar los líquidos cloacales, parece algo menor, pero yo misma tomé dimensión cuando en el caso de Ushuaia no sabía por qué la contaminación de la Bahía y de pronto nos damos cuenta que la planta de tratamiento no estaba conectada, no funcionaba más porque el Gobierno anterior discutía con la Municipalidad quién pagaba la factura de luz y eso produjo una contaminación horrible. Aquí en Río Grande también hay una contaminación importante y hemos conseguido, por fin, los certificados correspondientes para hacer esa planta de tratamiento de líquidos cloacales que ayudará en mucho a evitar la contaminación.

-¿Qué otras obras se proyectan?
-Queremos sanear la laguna Seca que levanta siempre ese polvo horrible que afecta a la salud, a los vuelos. Hemos realizado la rotonda para el ingreso a Chacra XIII, estamos pavimentando ese barrio y haciendo la apertura de lo que era la antigua ruta por la cual se ingresaba a la ciudad de Río Grande para tener una alternativa y no padecer ese sufrimiento con el puente que es la única salida. Insistiendo mucho en las escuelas; en las instituciones públicas hemos hecho una fuerte inversión, tenemos aprobada en la Legislatura provincial una escuela técnica, que es una obra de más de 90 millones de pesos, será una obra muy importante porque necesitamos seguir fortaleciendo el sector productivo y aprovechar la capacidad de las escuelas técnicas y de las formaciones en oficios. Tenemos esto de la conectividad de las redes de gas y nos faltan gasistas matriculados por todos lados, también son posibilidades laborales reales que se dan en este aspecto. Con el programa Llegó el Gas tenemos un objetivo de conectar alrededor de 1000 familias y vamos por un buen camino.

“Tratamos de tener una mirada muy fuerte con respecto a la obra pública en Río Grande para, con eso, generar también puestos de trabajo, pero generar puestos de trabajo que sean locales, no que venga gente de afuera; porque esa es una dificultad que tenemos”

  • El Hospital de Río Grande durante mucho tiempo fue un problema, ¿qué tanto se ha logrado mejorar con las nuevas obras y los cambios implementados?
    -Creo que estamos mejorando, fue un proceso difícil al principio que todos tomen esta idea de que la salud la hacemos entre todos y que la salud es el sector público con el sector privado, que no haya tantos sectores y divisiones dentro del mismo Hospital. Fuimos paso a paso con un plan maestro de obras que lo fuimos llevando adelante, había mucha impaciencia. Hicimos diálisis, el mesón de entrada para la atención de los pacientes y todo lo que significa el triage también en la guardia. Ahora estamos con las obras en la guardia y en la maternidad; yo misma recorro y había zonas del Hospital que estaban súper abandonadas, una desidia absoluta, no por culpa de los trabajadores, pero no se habían llevado adelante este tipo de iniciativas. Incorporación de profesionales tenemos permanentemente, es una dificultad porque lo salarial también es una dificultad para el Estado de ofrecer buenos salarios, es difícil compensar a todos de manera inteligente porque han sido años de descalabro, esto no es solo atribuible a los últimos ocho años de la exgobernadora Ríos, el Hospital de Río Grande ha perdido quizás en los últimos 20 años ese prestigio que tenía y de un día para otro recuperarlo no es fácil. Hoy la gente me cuenta que cuando ingresa al sistema ya se siente bien atendido y el desafío siempre es mejorar.

“Si me pongo a pensar cómo encontré al Ipauss, con jubilados que hacía dos meses que no cobraban, llenos de amparos judiciales y el desastre que era en sí la administración, puedo valorar lo que se ha hecho hoy”

-Los cambios que impulsó en el sistema previsional es una de las críticas más fuertes que tuvo el inicio de su gestión. Con el tiempo transcurrido, ¿se puede decir hoy que fue una buena decisión?

  • Fue un acierto, me lo dice mucha gente, que al principio fue difícil que lo comprendiesen pero no solo para el jubilado que hoy cobra en tiempo y forma, que tiene una previsibilidad; sino que también lo dicen los estudios actuariales, hemos mejorado muchísimo hacia adelante. La caja nuestra iba derecho a ser transferida a la Nación, no teníamos escala en la transferencia, por más que algunos lo quisieran negar o echarle la culpa a algún político o al otro. Recuerdo cuando en la elección anterior dije esto de separar la obra social de la caja de jubilaciones me dijeron Bertone va a transferir la caja a Nación, ya en la segunda elección la gente sabía que había que cambiar algo, que las cosas como estaban no podían seguir. Somos igual uno de los sistemas más privilegiados de los trece sistemas públicos que hoy existen en Argentina porque la gente se jubila a los 60 años en el régimen general, a los 55 los médicos y a los 50 los docentes, aún seguimos siendo un régimen muy bueno. Estas modificaciones que hicimos le han dado mayor solidez al sistema, se puede mejorar más aun, creo que avanzamos mucho en las dos instituciones, tanto en la caja de jubilaciones como en la obra social, el objetivo siempre tiene que ser profesionalizar más. Si yo me pongo a pensar cómo lo encontré, con jubilados que hacía dos meses que no cobraban, llenos de amparos judiciales y el desastre que era en sí la administración, puedo valorar lo que se ha hecho hoy, lo que la gente plantea, creo que fue absolutamente positivo y lo será, en el futuro, mucho más.