Actualidad

Para la Cruz Roja, el trabajo de identificación de soldados en Malvinas es un “ejemplo mundial”

El reconocimiento se hará en Ginebra por las tareas que hicieron Argentina y Gran Bretaña con los forenses para identificar a 101 soldados NN enterrados en el cementerio de Darwin.

El objetivo del evento es presentar las buenas prácticas forenses durante el Plan del Proyecto Humanitario.

USHUAIA.- Cuando el 26 de marzo pasado los familiares de 88 soldados argentinos caídos en la guerra de las islas Malvinas llegaron al cementerio de Darwin 36 años después de la guerra para identificar la tumba de sus seres queridos que estaban enterrados como NN, nunca pensaron que se convertirían en protagonistas de una historia que ahora será real: el próximo 21 de noviembre el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) reconocerá a esos familiares de los soldados, al equipo de forenses y a los diplomáticos del Reino Unido y de la Argentina como un “caso único” o ejemplar para el mundo.

El encuentro será en el Humanitarium, en la sede del CICR en Ginebra donde participarán las misiones permanentes de la Argentina y Gran Bretaña en Suiza, junto con los forenses que trabajaron en la exhumación de los soldados argentinos en el Cementerio de Darwin.

“El objetivo del evento es presentar las buenas prácticas forenses durante el Plan del Proyecto Humanitario”, admitió una fuente de la Cruz Roja Internacional.

De las 121 tumbas que faltaban identificar, cuyas placas rezaban “soldado argentino solo conocido por Dios”, el equipo de forenses junto con la Cruz Roja lograron identificar a 101 soldados hasta ahora.

Este trabajo fue el resultado de una ardua tarea de paciente entretejido diplomático que comenzó en el gobierno de Cristina Kirchner y que pudo concretar con la administración de Mauricio Macri. Pero los verdaderos artífices para alcanzar este acuerdo fueron Diego Rojas Coronel, de la Cruz Roja Internacional; los integrantes del Equipo Argentino de Antropología Forense; al ex combatiente Julio Aro y la periodista Gabriela Cociffi que durante años hicieron gestiones entre familiares de caídos y el Estado para lograr la identificación.

También esta tarea se logró por el apoyo de la Comisión de Familiares de Caídos en Islas Malvinas y del Atlántico Sur representados por María Fernanda Araujo y María Alejandra González. Y por las gestiones de los embajadores de Gran Bretaña Mark Kent y el argentino Carlos Sersale di Cerisano.

Los estudios de reconocimiento de los restos estuvieron a cargo de Morris Tidball-Binz junto con con 14 especialistas forenses de Argentina, Australia, España, Chile, México y el Reino Unido.

La semana pasada el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, viajó a Suiza y mantuvo reuniones con diversos equipos de trabajo del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de ONU y con el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Según se pudo saber, en esta reunión con las autoridades de la Cruz Roja hubo un reconocimiento por el desarrollo del “Proyecto Plan Humanitario Malvinas” y allí fue cuando Avruj recibió la invitación de la CICR para exponer en noviembre próximo en Ginebra ante embajadores y representantes de distintos gobiernos de países del mundo para explicar la metodología y los alcances de este plan, junto a representantes de Gran Bretaña y los familiares que participaron del procedimiento.

Será un encuentro de dos jornadas. En la primera de ellas, funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores disertarán acerca de los pormenores del acuerdo que derivó en la tarea realizada.

Por otra parte, la Secretaría de Derechos Humanos explicará al día siguiente los detalles del procedimiento, con todas sus particularidades, desde la convocatoria a los familiares, pasando por la toma de muestras, las identificaciones positivas y el viaje a las islas en marzo último, entre otras consideraciones especiales.