Deportes

Histórica despedida del atletismo de Tierra del Fuego

La despedida de los Juegos Evita 2018 de La Feliz fue más feliz que nunca, ya que la delegación de atletismo de Tierra del Fuego sorprendió en la jornada final, no sólo por quedarse con la última prueba de campo, sino por todo lo bueno realizado a lo largo de la mañana.

Luciana Ferreyra fue Bronce en salto en alto y Oro en posta.

MAR DEL PLATA (Enviados Especiales).- Había varios fueguinos que habían alcanzado las finales en distintas especialidades del atletismo, aunque la sorpresa llegó de la mano de la posta 5×80 metros femenino Sub 14, quien en la ronda clasificatoria arañó la octava colocación por tan sólo 29 centésimas y así logró meterse en la final.

En esta primera participación, el equipo fueguino no estuvo completo dado que a la misma hora de clasificar, María Luciana Ferreyra, una de las integrantes de la posta, estaba peleando una medalla en salto en el alto, por lo que su lugar fue ocupado por Catalina Frungieri, quien a su vez había sido séptima en la final de 800 metros llanos.

Una vez que Luciana culminó su participación en salto en alto, y se sumó ala posta, allí el equipo dio el batacazo de la jornada; largaron por el andarivel 8, el peor de todos según todos aquellos que conocen de la materia, y tiene que ver por el ser el peor resultado clasificatorio, pero eso no importó en esta oportunidad, la partida fue excelente de Shanti Petrina, quien entregó en forma perfecta el testimonio a Lu Ferreyra, está hizo lo propio a Selene Sakuray para luego entregar a la cuarta integrante, Malena Vidal quien en plena velocidad habilitó a la definidora Renata Godoy quien dejó la vida en los 80 metros finales para traspasar la línea de meta en primera colocación sorprendiendo a propios y extraños y desatando la locura en el tartán de esta ciudad, un Oro histórico para nuestra provincia.

Previo a esta hazaña de las chicas Sub 14, hubo tiempo de seguir en acción a Luciana Ferreyra quien tuvo una excelente performance en salto en alto, con una marca de 1,49 metros, logró alcanzar el tercer puesto por detrás de las representantes de Buenos Aires y Santa Cruz, y ser junto a Renata Godoy, convertirse en las primeras doble medallistas en la historia del Atletismo fueguino.

Vale aclarar que hasta la llegada de la posta 5×80 metros, Renata Godoy había sido bronce en el pentatlón el segundo día de competencia (miércoles), mientras que Ferreyra había sido bronce minutos antes, luego las dos intervinieron en la posta donde fueron oro y así se convirtieron ambas en las primeras doble medallistas, con la diferencia que Luciana Ferreyra lo hizo en el mismo día,

Más temprano hubo participación de dos saltos en la final de alto; Zacarías Jardín fue décimo con una marca de 1,74 metros, mientras que la mejor actuación fue para Felipe Isoba quien al saltar 1,84 metros alcanzó la cuarta colocación, perdiendo la medalla de bronce en el último salto de Lucas Altamirano de Corrientes.

Sucede que desde el metro 66 en el cual había arrancado la prueba Felipe había pasado cinco alturas distintas en el primer intento, es decir, no había cometido ningún nulo hasta llegar al metro 87, y a esa altura eran cuatro chicos en competencia; en 1,87 el fueguino falló sus tres intentos, mientras que el correntino que llegaba con varios nulos, no había logrado pasar la varilla en sus primeros dos intentos, y si fallaba en su tercera oportunidad, inmediatamente Isoba se colgaba el bronce por sistema de desempate, pero el hombre de la Mesopotamia metió el salto de su vida y pasó la varilla sin ni siquiera rozarla y destruyó el sueño del chico y de todos los fueguinos presentes en la pista.

Más tarde fue el turno de la final de los 300 metros con vallas de Josefina Sesma en Sub 16, y tras no pasar bien la primera valla su rendimiento decayó hasta llegar en la séptima ubicación en la mejor serie de la dos, y terminar en el octavo puesto en la general de las 16 que intervinieron.