Política

La medida provocará que caiga el empleo

USHUAIA.- La decisión del gobierno nacional de eliminar el Fondo de la Soja “no solo se afecta a la Municipalidad sino a la sociedad entera porque con la falta de obra pública habrá menos trabajo”. Así lo afirmó la secretaria de Planificación e Inversión Pública, Gabriela Muñiz Siccardi.

Se estima que son 50 millones de pesos anuales menos a las arcas municipales, los que equivalen a la reconstrucción con hormigón de la avenida Hipólito Yrigoyen y a la repavimentación de avenida Garramuño, que llevó adelante la actual gestión municipal.

Muñiz Siccardi aseguró que “habrá un fuerte impacto que traerá problemas para toda la sociedad”, además que “el recorte anunciado repercute ampliamente en las obras que el Municipio ya tiene contratadas para el 2018”, las cuales “se van terminar ya que a pedido del intendente Walter Vuoto se harán todos los esfuerzos para que los trabajos que inician en octubre se finalicen”.

Entre ellas mencionó la obra del nuevo puente sobre Perito Moreno y la repavimentación de las calles Fuegia Basket , De la Estancia, Darwin, Gobernador Campos, Pioneros Fueguinos y avenida Alem.

La funcionaria municipal consideró que “tendremos que hacer algún ajuste de obras que pasarán a una segunda instancia del 2019 y buscaremos financiarlas con otros fondos”, por lo que “deberemos hacer un tamizado nuevo y decidir cuáles son las primordiales”.

Muñiz Siccardi destacó que “el Intendente pidió realizar todos los esfuerzos y garantizar la continuidad de las obras que ya están contratadas y dar una nueva prioridad a las que podamos sacar adelante”.