Actualidad

¡Gloria y Honor! Homenaje en su 106 aniversario


RIO GRANDE (por VGM Luis María Villarreal).- El 10 de agosto de 1912 fue firmado el decreto por el presidente Dr Roque Sáenz Peña, dando inicio a la Escuela de Aviación Militar; gracias al extraordinario aporte del Aeroclub Argentino que brindaba gratuitamente su parque aerostático, asesoramiento y profesores que posibilitaron el inicio de la Aviación Militar. Nace con posterioridad entonces el instrumento militar aéreo que desde sus orígenes fue considerado como un símbolo del progreso del país al tiempo que abría nuevos rumbos a la labor de las instituciones armadas, posibilitando así extender sus horizontes de acción, tanto militar como civil.

El progreso de la aeronáutica ha sido y sigue siendo incontenible, y así lo hemos visto en estos 106 años, por lo que debemos estar siempre preparados para los avances que vienen. Pero no debemos olvidar por ello a quienes hicieron posible este progreso, a los miles de hombres y mujeres que en cada época entregaron su aporte personal y a veces sus vidas como fue la guerra por la recuperación de nuestras Islas Malvinas argentinas; y dar cumplimiento con su deber y por hacer cada vez más grande a su patria. Todos ellos enfrentaron duros desafíos, algunos materiales, otros de incomprensión, pero todos exigieron lo mejor de sí mismos para potenciar sus fortalezas, suplir sus carencias y cumplir a todo trance con su deber. No fue fácil, especialmente al principio, en un extenso territorio como el nuestro, pero lucharon contra las heladas planicies australes, vencieron el calor agobiante o el intenso frío, sostenidos por la convicción de estar forjando nuevos rumbos de progreso para nuestro país. Desde aquellos biplanos, con sus cabinas abiertas a las inclemencias del tiempo, hemos llegado a los actuales aviones, de sofisticada tecnología. Por lo mismo debemos recordar con un gran respeto y agradecimiento los nombres de aquellos intrépidos pioneros y a quienes les siguieron, porque ellos plantaron las bases sobre las cuales se construye esta Fuerza Aérea del siglo XXI, moderna y de alta tecnología, pero igualmente aguerrida y pujante, como nuestros precursores. Sus logros son un ejemplo de vida que merece todo nuestro agradecimiento y que nos debe servir de inspiración para superarnos cada vez más. En este día tan especial para la Fuerza Aérea Argentina, deseo fervientemente que sigan entregando toda su capacidad intelectual y profesional, para mantener esta Fuerza Aérea sólida, moderna y eficiente, como nuestros conciudadanos esperan de nosotros. Continuemos afianzando los caminos aéreos de la patria. Volemos siempre más rápido, más alto, más lejos, porque allá está el futuro y debemos conquistarlo. Mi respeto gloria y honor, a todos los integrantes de la Fuerza Aérea Argentina

El pasado, presente y futuro de la Fuerza Aérea Argentina.