Política

Empleadas domésticas: “Es una propuesta, pero falta que se homologue”

El acuerdo anunciado en el sector se firmaría recién el 10 de agosto.

Así lo dijo Dora Sánchez, referente del gremio de UTDA (Unión de Trabajadores Domésticos y Afines). El acuerdo, difundido ayer por el Ministerio de de Trabajo, establece una suba del 25% a abonarse en cuatro tramos, más una cláusula de revisión.

RIO GRANDE.- Desde ayer comenzó a difundirse en medios nacionales el acuerdo resultante de la reunión entre representantes del personal de Casas Particulares y el Ministerio de Trabajo. El acuerdo paritario sería abonado en cuatro tramos: 12% en julio, 5% en septiembre, 5% en diciembre y 3% en marzo de 2019. Además se estipuló una cláusula de revisión también para el mes de marzo de 2019.
Sin embargo, Dora Sánchez se mostró reacia a festejar el acuerdo: “La verdad es que todavía no está homologado. Recién el 10 de agosto se va a saber si se acepta o no, y si es válido esto que se presentó y se solicitó. Porque después de esa reunión se pasó a un cuarto intermedio; se vuelve a llamar a las partes dentro de una semana para la firma. Pero si los empleadores o el Ministerio de Trabajo modifican eso, olvidate, no sería válido”, advirtió la trabajadora.

Además, Dora destacó su sospecha de una finalidad oculta para la difusión del acuerdo antes de su firma: “Para mí fue un paño de agua fría para contrarrestar las medidas que están dándose en otras partes del país. Es una propuesta acordada entre las partes. Pero hasta que se firme, falta. El día diez recién se va a hacer efectivo y la verdad es que hasta que el ministerio lo homologue, los empleadores no tienen obligación de pagar el aumento así como está anunciado en los tramos que dice que se deben pagar”, dijo .

“El anuncio así tan confuso es para calmar las aguas, para que no haya cortes de calle ni manifestaciones que están dándose en otras provincias; pero me suena a que es por el temor a eso.

Además de homologarse este acuerdo, tampoco incide en aguinaldo, es posterior a junio, ya es un año perdido. Porque el año pasado se arregló también en los primeros días de julio, pero incidía en el aguinaldo, era algo. Pero tenemos que ser realistas, si gremios más fuertes firmaron con presiones y fuera del Ministerio de Trabajo, nosotras no tenemos cómo hacernos oír, quién nos va a hacer caso”, agregó.

Actualmente, según informó la mujer, no hay un sindicato acreditado ante el Ministerio de Trabajo que nuclee a los trabajadores de casas particulares (esto incluye personal de limpieza, cocinas, jardines, cuidado de niños y ancianos, además de quienes desempeñan tareas de mantenimiento).

“La situación está como antes, no tenemos delegada, normalizadora, nada. La única con tutela sindical desde la organización nacional soy yo. Pero estamos en un momento de reorganización. Porque la verdad es que cuesta mucho el organizarse”, admitió Dora.

En cuanto al acuerdo, insistió: “El tema es que todavía se puede llegar a modificar. Porque tampoco se habló de presentismo de antigüedad, de viáticos. Porque hay provincias en las que no se usa la SUBE para viajar en colectivo y no están cubiertas por el beneficio de la tarifa social, que se aplica sólo en la SUBE; entre otras cosas”, concluyó.