Actualidad

Causa por torturas en Malvinas

Hoy, miércoles 23 de Agosto, realizó la audiencia prevista por la Cámara de Apelaciones de Comodoro Rivadavia con las querellas que representan a cientos de soldados en las causas por violaciones a los derechos humanos sufridas durante el conflicto armado con Gran Bretaña en 1982.

ROI GRANDE.- La aufiecnia estaba prevista a las 10:40 en la sede de la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia. Los abogados representantes del Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas CECIM La Plata, de la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires y de la Comisión Provincial por la Memoria, estuvieron presentes en carácter de querellantes.

El CECIM La Plata, denunció en varias oportunidades de la presión de los más de 90 imputados en deslegitimar las denuncias de los soldados conscriptos.

En mayo  de este año, el fiscal federal de Río Grande Marcelo Rapoport, con asistencia de la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad, pidió por primera vez desde el inicio de la causa en 2007 la detención y declaración indagatoria de 26 militares. Los acusados de los estaqueamientos (crucifixión en el suelo), enterramientos, inducción de corriente eléctrica (picana),  asesinatos, muertes por hambre, antisemitismo, intentan desde ese momento, deslegitimar la causa, con argumentos de prescripción de las mismas.

“Desde el CECIM La Plata sostenemos que es necesario que el poder judicial asuma la responsabilidad de afrontar la investigación por tratarse de graves violaciones a los derechos humanos cometidas en el contexto de terrorismo de estado”, dijo la organización en un comunicado.

El CEICM resaltó también que la causa tiene 10 años de acumulación de pruebas: archivos secretos de las FFAA, desclasificados en 2015; documentos oficiales, que comprueban con las actas firmadas por los soldados al regreso de Malvinas, los hechos aberrantes que fueron sometidos; órdenes emanadas por los comandantes en jefes para encubrirlas; y todo un diseño de inteligencia militar para evitar su llegada a la opinión pública.

“Con tantos testimonios de las víctimas y los testigos, pruebas irrefutables, deberíamos estar en el plena etapa de investigación con los llamados a indagatoria como lo solicitó el fiscal Marcelo Rapoport, y no en un entramado de chicanas judiciales”, sostuvo el comunicado.

Se realizó una nueva audiencia, y desde CECIM, insisten en que hay presiones para desacreditar la causa.