Sin categoría

Asalto a SIPETAX: prisión efectiva para la pareja enjuiciada

Luis Nicolás Aguilar recibió una condena de 6 años y seis meses de prisión mientras que su pareja, Claudia Andrea Lescano, fue castigada con una condena de 5 años de cárcel. En tanto que Aguilar fue sobreseído en la causa por el hurto de garrafas.

USHUAIA.- Los jueces Rodolfo Bembihy Videla, Alejandro Pagano Zavalía y Maximiliano García Arpón, condenaron ayer a la pareja que estaba siendo juzgada por el delito de robo agravado por el uso de armas. El hecho se registró en noviembre del año pasado en la sede del Sindicato de Peones de Taxis (SIPETAX).

Los jueces consideraron autor y penalmente responsable a Luis Nicolás Aguilar y le impusieron una pena de 6 años y 6 meses de prisión. Su pareja, Claudia Andrea Lescano fue considerada cómplice y coautora y le impusieron una pena efectiva de 5 años de prisión.

Los jueces consideraron que ambos fueron autores del delito de robo agravado por el uso de armas.

Si bien el hecho central por el que Nicolás Aguilar y Andrea Lescano, fueron llevados a juicio es el robo a mano armada en el Sindicato de Peones de Taxi, ocurrido en noviembre del año pasado, en el caso de Aguilar, se le acumularon causas pendientes de 2017 -amenazas proliferadas a su hermana y hurto de 2 garrafas- que, luego fueron vendidas.

Se sobreseyó a Aguilar en la causa donde se lo acusaba de haber hurtado dos garrafas de diez kilos en el barrio Escondido y de haberlas vendido luego a un vecino de la zona. Sobre esa causa no quedó probado que él haya sido el autor del hecho y fue exculpado.

Ambos condenados, llegaron detenidos al juicio y seguirán alojados en las unidades de detención.

En los alegatos, el representante del Ministerio Público Fiscal, Eduardo Urquiza, había solicitado se condene a Nicolás Aguilar a la pena de 7 años de prisión por los delitos de robo con arma impropia, amenaza con arma, hurto simple y defraudación por estelionato.

Respecto del hombre, sostuvo como agravantes los antecedentes condenatorios que pesan sobre su persona, el daño causado, así como su adicción a las drogas.

En tanto, que para Andrea Lescano, pidió una pena de 5 años de prisión, por considerarla coautora del delito de robo con arma impropia, y tuvo en cuenta como agravantes el daño causado y que se le había otorgado la suspensión del juicio a prueba.

Por su parte, el defensor de los imputados, Gustavo Ariznabarreta, pidió la absolución de sus defendidos por todos los hechos.