Sin categoría

Llegó a su casa y se la habían usurpado

En el caso intervinieron policías de la Comisaría Quinta, que se encuentra en el ingreso a Andorra.

El hecho sucedió en la zona de “Barba de Viejo” en Andorra. Una mujer que llegó a su domicilio intentó ingresar pero le habían trabado la puerta desde adentro. Solicitó la presencia policial quienes constataron que en el interior había una mujer con 4 hijos. En principio se negaba a marcharse, aunque ante la presión de los vecinos, los uniformados pudieron disuadirla para que abandonara el inmueble. En en caso tomó intervención la comisaría de la familia.

USHUAIA.- Una mujer fue víctima de la usurpación de su domicilio que fue constatado por ella misma cuando llegó y al intentar abrir la puerta se dio cuenta de que se la habían trabado desde adentro y que en el lugar había personas desconocidas.

El hecho sucedió el pasado lunes alrededor de las 16:30 en la casa 24A situada en la zona conocida como Barba de Viejo, en el Valle de Andorra. Al llegar Natalia Soria (28) intentó ingresar a su vivienda pero no lo consiguió debido a que la habían trabado desde adentro. Asimismo notó que la única ventana que posee la vivienda estaba rota motivo por el cual inmediatamente solicitó la presencia de la policía.

Hasta el lugar llegó un patrullero con integrantes de la Comisaría Quinta del barrio de Andorra. Constataron que en el interior había una mujer de apellido Ponce (35) la cual se encontraba acompañada por sus cuatro hijos: de 3, 5, 15 y 18 años de edad.

Los uniformados comenzaron a dialogar con la mujer para que abandonara la morada, debido a que se había generado cierta presión por parte de los vecinos, quienes comenzaron a agolparse contra el predio de la vivienda con el propósito de disuadir a la mujer que había intrusado la vivienda.

Debido a la tensión reinante y tras más de dos horas de diálogo finalmente los uniformados pudieron disuadir a la mujer para que abandonara la casa, ya que varios vecinos estaban alterados por la situación.

Teniendo en cuenta la existencia de menores de edad se hizo presente la licenciada Sandra Albornoz, quien se desempeña como operadora de la Comisaría de Género y Familia. Ésta solicitó el traslado del grupo familiar hacia las oficinas de dicha unidad policial con el objeto de llevar adelante sus labores. Asimismo los efectivos de la comisaría dieron parte de lo sucedido a la secretaria del Juez de Feria, la doctora Cecilia Strático, quien dispuso que la mujer y sus hijos fueran llevados a la Comisaría de la Familia para labrar las actuaciones correspondientes y a fin de resguardar a los menores de edad.