Policiales

“Seguimos esperando justicia”, asegura la familia

A 13 años de la desaparición y muerte de Oscar Vouillez, su familia no deja de pedir justicia, sin embargo expresan que “ha pasado tanto tiempo que lo que siento ahora es que esto va a quedar así”, dijo su cuñada, Nancy Valdéz.

RÍO GRANDE.- Oscar Vouillez desapareció el 20 de junio de 2004 en Río Grande. Su cuerpo fue encontrado mutilado. Lo vieron subirse a un patrullero. A 13 años de la desaparición y muerte de Oscar Vouillez su familia ha mantenido el reclamo siempre vigente con marchas y pedidos de justicia. Este año ya no habrá movilizaciones, pero todavía piden que se investigue y aseguran que la causa no ha tenido avances.

Nancy Valdéz, cuñada de Oscar indicó que “no hay nada nuevo más que el cambio de carátula, el nuevo juez cambió la carátula, nosotros decíamos que la otra no era la que correspondía”.

Además precisó que “se había mandado a hacer un estudio con equipos de peritos forenses de Nación, de las imágenes que había del pecho de Oscar donde se veía un corte”.

Valdéz aseguró que el juez anterior, Héctor Ochoa, no actuó. “Nunca nos quiso escuchar en ese tema, yo un montón de veces pedí que se fijaran en ese corte que podía ser de un cúter o de un cuchillo, y si era así fue porque hubo acción de otra persona. Él nunca nos quiso prestar atención, y cuando tomó la causa el nuevo juez mandó a analizar las imágenes”.

De hecho la familia hizo analizar las imágenes por gente del Centro Austral de Investigaciones Científicas (Cadic) para saber si algún animal podría haber hecho esos cortes en el lugar donde se encontró el cuerpo de Oscar. “Ellos nos hicieron ver que había un corte perfecto que sería con un elemento afilado”, afirmó.

“Nosotros hemos hecho un montón de solicitudes en forma escrita, hablándolo un montón de veces que tuvimos charlas con el juez, a través de las marchas y nada tuvo eco hasta ahora, la verdad es que no tenemos respuesta, no se ha investigado y ha pasado tanto tiempo que lo que siento ahora es que esto va a quedar así”, lamentó.

Además recordó que “en el lugar donde apareció el cuerpo de Oscar, en el ingreso norte de Río Grande pasando el Cristo, ya se habían realizado rastrillajes. Prefectura, Gendarmería, Policía y nosotros hemos pasado por ese lugar haciendo rastrillajes y el cuerpo de él no estaba ahí, ahí lo tiraron”.

Y señaló que “en el Cadic cuando nosotros fuimos a verlos, nos dijeron que el cuerpo había sido arrojado hacía unas horas porque ellos decían que las aves cuando picotean y comen, van defecando en el lugar y que si hubiese sido que ocurrió hace días estaría lleno de materia fecal de las aves alrededor del cuerpo y no era así. Todo esto tampoco le interesó para nada al juez Ochoa”.

“Nosotros como familia ya no vamos a hacer marchas porque los que vamos somos la familia y amigos que estamos siempre en el tema, y la gente es como que ya no le interesa. Si vamos a seguir escuchando y preguntando a gente nueva que conocemos, nosotros seguimos esperando que se haga justicia más allá de que no hagamos una marcha, seguimos pidiendo y esperando”, añadió.

 

A 13 años de la desaparición y muerte de Oscar Vouillez su familia ha mantenido el reclamo siempre vigente.