Policiales

Pidieron 12 años de prisión para Miguel Angel Aguerre por el homicidio ocurrido en Tolhuin

Se realizaron los alegatos en el juicio oral y público contra Miguel Angel Aguerre por el crimen de Joel Grondona, el 6 de marzo pasado, de una puñalada. La querella y fiscalía solicitaron penas de 12 años de prisión para el imputado, mientras su defensor alegó que actuó “en defensa putativa”.
RIO GRANDE.- El primero en alegar fue el abogado querellante Juan Ladereche, quien entendió a Aguerre como responsable de causar la muerte de Joel Grondona el 6 de marzo pasado, cuando le asestó una puñalada por una controversia trivial, tras un cruce de palabras en una casa de comidas.

Luego el fiscal Eduardo Javier Tepedino también reclamó la pena de 12 años de prisión para Aguerre al considerarlo penalmente responsable del delito de homicidio, como autor del hecho, que consideró probado en base a numerosa prueba testimonial y pericial.

Señaló que Aguerre atacó con un medio idóneo para matar -el cuchillo- y que apuntó a una zona vital de la víctima como es el abdomen, por lo que tuvo intención o dolo de asesinar.
Defensa putativa

Finalmente el defensor oficial, Dr. Aníbal Acosta, alegó planteando la hipótesis de la “defensa putativa o subjetiva”, que explicó como un “error en la interpretación de la realidad”, asegurando que sintió una agresión que se representó en su psiquis pero que no se dio en la realidad.

El defensor sostuvo que esto, “en la pericia psíquica sobre mi defendido” y en el episodio previo que existió en la casa de comidas, “donde la víctima le señaló a mi defendido te voy a cagar a tiros”.

En ese sentido el defensor Aníbal Acosta señaló que se comprobó que Aguerre recibió un llamado a su teléfono de parte de dos personas que estaban en el patio de comidas del kiosco JAD, hacia donde fue y casualmente se encuentra con Grondona, dándose el encuentro fatal con la excusación mencionada anteriormente.

La defensa en forma subsidiaria pidió que si se entiende a Aguerre penalmente responsable del delito de “homicidio simple”, se lo condene al mínimo previsto para ese delito que es de 8 años, por esta situación que aseguró “representó en su psiquis”.

Este jueves el imputado tendrá la posibilidad de brindar sus últimas palabras ante el tribunal que luego pasará a deliberar un veredicto.

El defensor de Aguerre entendió que pudo existir un error de representación de la realidad por parte de su asistido.