Policiales

El fiscal aseguró que hay elementos para un llamado a indagatoria en febrero

La causa tendrá un trámite en la feria judicial para producir prueba pedida por la defensa, pero en febrero se espera un posible llamado a indagatoria del religioso. “Hay elementos” para una sospecha, confirmó el fiscal.

 

RIO GRANDE.- El caso se inició a finales de octubre por parte de la madre de una menor que relató en su entorno la situación vivida con este sacerdote en enero del 2013, cuando la chica contaba en ese entonces con 13 años.

De las testimoniales surgieron imputaciones por dos episodios de presuntos manoseos y uno de abuso sexual agravado, contra este sacerdote, ante lo cual “se llevaron a cabo varias medidas entre ellas la declaración de la víctima, pericias psicológicas y psiquiátrica en el caso del imputado”, enumeró el fiscal Eduardo Tepedino.

Ante el receso de la feria judicial, Tepedino fue consultado al respecto del trámite de la causa, señalando que “se están llevando a cabo testimoniales y algunas medidas en la feria, a pedido de la defensa”.

Más allá de esto concluyó que el receso no conllevará mayores novedades, adelantando, que “es muy probable que este caudal probatorio nos lleve en el transcurso del mes de febrero a llamar a indagatoria al imputado. Al menos, a entender de la fiscalía, hay material, lo hemos pedido al juez, y alcanza para generar sospecha respecto del imputado”.

Respecto del mismo confirmó que persiste, “interdicción de salida de la provincia y recordemos que él está a derecho desde el primer momento y de esa manera se lo sujeta al proceso”, finalizó el fiscal.

Eduardo Tepedino, fiscal del caso.