Actualidad

Nueva provocación del conductor de Top Gear

El mediático Jeremy Clarkson acusó en Alemania a un argentino de impedirle abordar un avión para viajar a Londres junto a su equipo de televisión. Lo tildó de “gusano argentino” y rememoró su paso por Tierra del Fuego donde tuvo que marcharse de noche y escoltado hacia Chile tras burlarse de los soldados caídos en Malvinas. La Policía alemanda confirmó que la persona con la que mantuvo el entredicho, fue un español.


USHUAIA.- El conductor inglés, Jeremy Clarkson, volvió a culpar a un argentino de su accionar por perder un avión en Stuttgart y lo llamó “gusano” ya que debió esperar otro vuelo para poder retornar a Landres junto a su equipo de filmación.

Según declaró a medios ingleses, Clarkson dijo que no pudo embarcar porque un “gusano argentino” se lo impidió y debió aguardar otro vuelo para poder volver a su país. El polémico conductor es reconocido mundialmente por mofarse de las personas que residen en los países que visita, con su conocido programa automovilístico “Top Gear”.

Clarkson dijo que al llegar a la zona de embarque se encontró con una persona que le dijo: “Sabes qué, soy argentino.… así que andate a la mierda”. Más allá de esa afirmación la policía alemana aseguró que dicha persona era española y no argentina y que perdió el avión por llegar tarde al embarque cuando todo los pasajeros ya habían abordado la aeronave.

El empleado aeroportuario, identificado como Manuel Pereira, se defendió de las acusaciones del periodista. Manifestó que no es argentino sino español y negó que haya proferido algún insulto: “Nunca diría algo así. No fui agresivo: fui educado y profesional”.

“Es un hombrecito estúpido, amargo y retorcido”, disparó el conductor, y agregó que “este pequeño gusano ignorante nos hizo perder nuestro avión y él lo pagará”.

Para Clarkson, todo se debió a la disputa generada en 2014, cuando el equipo de Top Gear fue obligado a abandonar Ushuaia, luego de despertar la ira de la población local, al recorrer la zona sur de Argentina con autos con patentes que aludían a la guerra de Malvinas. Un Porsche llevaba la patente “H982 FKL”, .

Hay que recordar que en aquella oportunidad, Clarkson junto a otros dos conductores llegaron a Ushuaia en automóviles deportivos cuyas patentes hacían mención a las bajas que sufrió Argentina en las patentes, como también las bajas que sufrieron los ingleses en la guerra de Malvinas. Los ánimos se fueron crispando con los excombatientes y luego debieron huir de noche, escoltados por la policía. Fueron apedreados en Tolhuin y tuvieron que abandonar los autos en dicha zona para cruzar la frontera por Radman y evitar pasar así por Río Grande, que era donde los esperaban para hacerles sentir el malestar.

La Ferrari que fue apedreada en Tolhuin.
La Ferrari que fue apedreada en Tolhuin.