Policiales

Los acusados se negaron a declarar y Alika Kinán prestó testimonio en forma reservada

Ayer comenzó el juicio oral contra Pedro Eduardo Montoya, Claudia Ivana García y Lucy Alberca Campos; acusados por el delito de Trata de Personas Agravado. Se trata de los propietarios y la encargada del bar Sheik que funcionaba en Ushuaia y de donde fueron rescatadas varias mujeres que eran obligadas a ejercer la prostitución. Una de las víctimas es Alika Kinán, quien se transformó en una activa luchadora contra la trata de personas en Tierra del Fuego. En la audiencia y en Capital Federal, hubo expresiones contra este tipo de delito.
USHUAIA.- Ayer se negaron a prestar declaración indagatoria los acusados por el delito de Trata de Personas Agravado, Pedro Eduardo Montoya y su cónyuge Claudia Ivana García; propietarios del local nocturno Sheik y la encargada del lugar Lucy Alberca Campos, en el juicio oral y público que se les sigue por el delito de Trata de Personas Agravado.

Quien sí prestó declaración testimonial fue Alika Kinán, una de las mujeres que fue rescatada del local nocturno, en una causa que instruyó el Juzgado Federal de Ushuaia y en la que actuó personal de Gendarmería Nacional que procedió a rescatar a siete mujeres más que eran explotadas sexualmente.

La testigo de este resonante caso, que ganó el interés de los medios nacionales, declaró a puertas cerradas, sin el acceso al público ni de la prensa, por una cuestión de integridad de la víctima, en una medida que fue resuelta por los jueces del Tribunal Oral Federal que preside una mujer, la jueza María D’Alessio.

En la primera audiencia realizada en la sede de Tribunales de la Provincia (por cuestiones de espacio físico), hubo presencia de activistas que luchan contra la Trata de Personas, con carteles que expresan su apoyo a la cruzada realizada por Alika Kinán, expresión que también se realizó en Capital Federal, frente de la sede de Casa Tierra del Fuego, en calle Sarmiento.

La causa de “Trata de Personas Agravado”, se inició el 9 de octubre del año 2012, cuando fueron liberadas siete mujeres que eran sometidas a explotación sexual en el lugar. Una de las rescatadas fue Alika Kinán, quien se transformó en una activa luchadora contra la trata de personas.

Alika fue aceptada como parte querellante contra sus captores y cuenta con la representación de Marcela Rodríguez, coordinadora del “Programa de Asesoramiento y Patrocinio para Víctimas del Delito de Trata de Personas”, que depende de la Defensoría General de la Nación.
“Local habilitado”

Al hablar de la defensa que esgrimirá ante el Tribunal Oral Federal, el abogado Félix Santamaría (quien representa a Montoya y García), dijo que el Sheik era un “local debidamente habilitado y no está comprobado el tema de los pases y tampoco que hubiera lugares donde se mantenían relaciones sexuales. No hay prueba concreta de estos delitos de índole federal”.

Recordó que en 2011, Montoya enfrentó una causa en jurisdicción provincial por el funcionamiento de “Sheik”, del cual fue sobreseído y “ahora se ha reeditado la misma denuncia en sede federal, por lo tanto vamos a pedir la absolución”.

Cabe indicar que por pedido expreso del abogado, los medios de prensa tienen la prohibición de exponer en imágenes a los acusados Pedro Eduardo Montoya, Claudia Ivana García y Lucy Alberca Campos; ya que en la audiencia recordó: “Les advierto que según la acordada de la Corte Suprema no se pueden publicar imágenes de ningún tipo de los acusados hasta que no se produzca la prueba. Recién se van a poder publicar en etapa de alegatos”.

El importante despliegue de fiscales y querella, en una causa resonante con trascendencia nacional, por la gravedad del delito.
El importante despliegue de fiscales y querella, en una causa resonante con trascendencia nacional, por la gravedad del delito.