Deportes

La Copa Ciudad de Río Grande fue para el Verde

El Superclásico del Rugby riograndense en primera división tuvo todos los condimentos que se puede esperar, por momentos buen juego, por momentos entrega, y sobre todo resultado cambiante que mantuvo en vilo a la gran cantidad de espectadores que se dieron cita en el Cono de Sombras para seguir las alternativas de la primera edición de la Copa Ciudad de Río Grande, estímulo que se jugó independientemente de la última fecha del certamen Inicial que lleva adelante la Unión de Rugby de Tierra del Fuego. La victoria quedó en poder del Río Grande RHC que venció 18 a 16 a Universitario tras perder la primera parte 3 a 16. Todas las categorías fueron parte de la fiesta, la cual será contada en próximas ediciones.
RIO GRANDE.- La jornada espectacular que se se vivió el sábado por la tarde en el Cono de Sombras con más de siete horas de Rugby, se vio coronada con la Copa Ciudad de Río Grande, la cual se tiñó de Verde ya que en rodeo ajeno, el Río Grande RHC derrotó a Universitario por 18 a 16 y festejó la primera edición de una Copa que quiere hacer historia entre los dos clubes más importantes que tiene esta localidad.
Cuando decimos una jornada histórica nos referimos a todo lo que se vivió en la cancha de Uni desde las 11 de la mañana, la cual será reflejada por este medio más adelante en la semana, pero ahora es el turno del plato principal, la máxima categoría de los dos equipos, el espejo de todas las divisionales que vienen abajo y que los siguen e imitan en los más mínimos detalles.
Para esta edición del superclásico local, hubo un invitado que no estaba en los planes, y fue el viento de mar, un viento intenso que no se recuerda en esta cancha que haya soplado primero de ese sector, y después tan fuerte; el mismo soplaba de hache a hache, de la que está más cercana al Parque de la Velocidad hacia el que está próximo a la Plaza de las Américas, y el mismo fue determinante a lo largo de todo el juego.
El clásico no venía bien para el Verde, ya que en tres que había disputado a lo largo de esta temporada, había perdido los dos que jugó en su casa y también perdió el que debía jugar en esta cancha porque no pudo reunir la cantidad de jugadores necesarios para el juego; en principio Universitario había aceptado posponer el juego para más adelante, pero luego la Unión de Tierra del Fuego determinó darle por ganados los puntos al conjunto Albirrojo.
Pero la ventaja del Río Grande era que por más de cuatro años se ha ido de esta cancha en ganador, así como Universitario gana hace mucho tiempo en la cancha del rival, el Verde hace lo propio cuando visita el Cono de Sombra, algo que no tiene lógica ni explicación.
Pero esta vez pareció que Universitario iba a terminar con esa racha adversa ya que en la primera etapa contó con el viento a su favor y de la salida misma tuvo un penal muy favorable para abrir el marcador; del kick de salida, hubo un knock on y un jugador del Río Grande tomó la pelota en off side y le dio la chance a Ramiro Santoro de pedir palos, una patada sencilla que inexplicablemente se le fue ancha al eximio pateador de Uni.
Y como si esto fuera poco, Keke Santoro tuvo dos penales más para redimirse, a los 4 y los 7 minutos uno factible, el otro no tanto, y volvió a fallar, pero estaba claro que el primer cuarto de hora fue todo de los locales que con mucha presión lo confundió al rival, lo hizo cometer muchos errores los cuales a la postre terminaron en penales y fue así que la historia se abrió a los 15 minutos cuando Uni tuvo su cuarto penal, recto a los palos pero bastante lejos y esta vez sí, el apertura y capitán del equipo tuvo revancha para dejar el clásico 3-0.
Lentamente Río Grande comenzó a monopolizar la pelota, sus delanteros comenzaron a ganar metros a partir del buen juego suelto que tienen, pero después de varias fases y cuando la pelota la abrían a la línea, estos no podían progresar como es su costumbre, se encontraron con una buena defensa que los hizo retroceder y que los volvió a hacer equivocar, cometieron un penal y Keke Santoro los mandó otra vez a jugar a sus propias diez yardas cuando habían llegado casi a las 25 del contrario.
De la salida del line out, Universitario guardó la guinda con sus forwards y a través del maul avanzó esos diez metros y la fromación móvil recién se derrumbó en el ingoal rival para anotar el primer try del partido, el cual fue convertido por Santoro y ahora el match quedaba 10-0 cuando no se habían jugado aún los primeros 25 minutos de juego.
A partir de una buena salida del mediocampo, el Verde se fue a jugar a campo rival, en el juego superaban a su adversario, pero Uni tuvo una defensa descomunal que tackleó a destajo para evitar la caída de su ingoal, y a partir de buenos tackles le posibilitaron recuperar pelota sobre todo cuando la misma era introducida en el scrum, el cual fue dominio absoluto de los dueños de casa, y cuando la pudo sacar el Río Grande de la formación, la misma siempre salió sucia y le costó al octavo Cortez ganar la línea de ventaja como es su costumbre; cada vez que se levantaba de la formación, tenía toda la presión encima y no lo dejaron correr.
Y tanto fue el Verde que cansado de volverse a su campo con las manos vacías, regaló una contra, la misma fue desarticulada por un enorme tackle de Walter Kohan cuando toda la hinchada de Uni palpitaba la segunda conquista de la tarde, pero tras ese ruck, la pelota le quedó servida a Keke Santoro quien con un drop perfecto estiró las distancias, 13-0.
Otra vez a empezar para el Verde y tuvo su premio a dos minutos del cierre cuando consiguió un penal factible que el Paragua Kohan lo transformó en tres puntos para dejar el match 3-13, pero sobre el cierre mismo de la primera etapa, Uni tuvo un penal apenas pasada mitad de cancha y como era la última jugada de la etapa, Santoro solicitó palos y con un enorme kick acertó las haches para decretar el 16-3 con el cual se fueron al descuento.
Para el segundo tiempo, el Verde que sabía que tenía que jugarse todo por el todo, cambió el apertura, a la cancha toda la experiencia de José Luis Araya, el mejor jugador de la temporada pasada, y de movida mandó a su equipo a jugar a campo contrario y en la primera pelota limpia que le abrieron, sacó su tradicional drop de casi 35 metros y a los 3 minutos dejó las cosas 6-16.
El viento seguía haciendo daño y ayudando a un eximio pateador táctico como Araya, que se cansó de poner la pelota cruzada a las espaldas de los defensores contrario, y a partir de esos kicks presionó a su rival que no tuvo muchas ideas para jugar y avanzar y a los 9 minutos consiguieron un penal y otra vez Araya quien ingresó con toda la confianza del mundo, le robó el protagonismo al otro pateador del equipo, y su remate ingresó por el medio de los palos para establecer el 9-16.
Universitario ya no podía detener tanto a su adversario, si bien no perdía el tackle, en su afán de conseguir pelotas cometió muchas infracciones en el juego suelto y cuando promediaba la segunda mitad el Verde tuvo otro penal y Araya no se equivocó para dejar las acciones 12-16.
Universitario estaba partido, no podía contrarrestar el ímpetu de su rival, no podía jugar en campo rival pese a que tuvo algunos ataques encabezados por el centro Francisco Viel, a quien lo tenían bien estudiado y sobre él recaían muchos marcadores y le rompían el circuito de juego al rival.
Río Grande que venía de abajo se mostraba con más ganas de un rival que a esa altura era solo defenderse o dominar los scrum cada vez que había una pelota perdida, pero no mucho más que eso y cuando se jugaban 27 minutos, Araya tuvo otro penal y dejó el score a solo un punto de diferencia, 15-16.
Pese a que Río Grande tuvo varias chances de intentar llegar al try, sus tres cuartos no estuvieron finos y nunca pudieron sacar a relucir su velocidad, sin embargo a partir de lo que jugaron sus delanteros alcanzaron más penales, y Araya tuvo dos chances más para poner a su equipo arriba en el marcador pero marró ambos intentos hasta que en el minuto 36 el Verde consiguió que le dieran otro penal, bastante esquinado y esta vez el que se hizo cargo fue el Kohan y el wing acertó la patada para poner a su equipo arriba 18-16 a tan solo cuatro minutos del cierre.
Desesperado por el resultado, los locales se fueron desesperado arriba como nunca antes en la segunda mitad, y lograron arrinconar a su rival en los últimos 10 metros de la cancha y tras varios pick and go que no prosperaron, la defensa del Verde se jugó la vida, Uni consiguió dos penales y en ambas ocasiones por estar muy cerca del touch, optó por pedir scrum, que fue su mejor arma y la pesadilla del rival, y si bien lo llevó para atrás como quiso, no pudo resolver, siempre logró trabajar el conjunto visitante hasta que un free kick a favor, sacó al Río Grande de su zona caliente y festejar una nueva victoria en cancha ajena, además de quedarse con la primera edición de la Copa Ciudad de Río Grande.

Universitario 16 – 18 Río Grande RHC

César Galarza 1. Juan Renzone
Franco Cruz 2. Sebastián Palmieri
Fernando Mendoza 3. Emanuel Mónaco
Lucas Esquivel 4. Tomás Briceño
Nicolás Bezek 5. Miguel Ifran
Pablo Pereira 6. Guido Boggio
Agustín Gómez 7. Félix Escobar
Nicolás Páez 8. José Cortez
Juan Morales 9. Dusan Canalis
Ramiro Santoro 10. Matías Nehue
Rodrigo Cerezo 11. Cristian Kohan
Francisco Viel 12. Cristian García
Leandro Torres 13. Javier Gómez
Martín Gorostarzu 14. Walter Kohan
Pablo Jofré 15. Mariano Gómez
Francisco Viel E. Fernando Cánova

Referee: Adrián García (Ushuaia). Jueces de Touch: Juan Bettiga y Darío Ortiz, ambos de Ushuaia. Tantos en el primer tiempo: 15′ penal de Ramiro Santoro (Uni); 25′ try de maul, convertido por Ramiro Santoro (Uni); 36 drop y 38 penal de Ramiro Santoro (Uni); 40′ penal de Cristian Kohan (RGRHC). Tantos en el segundo tiempo: 3′ drop de José Luis Araya (RGRHC); 9′, 20′ y 25′ penales de José Luis Araya (RGRHC) y 36′ penal de Cristian Kohan (RGRHC). Suplentes en Universitario: Andrés Cichero, David Flores, Ricardo Ferreyro, Martín Ardozzone, Luciano Juárez, Facundo Cerezo y Jeremías Drago. Suplentes en Río Grande RHC: Juan Herrero, Ricardo Aguirre, Eduardo Ovando, Facundo Quiroga, José Luis Araya, Salvador Costerella y Gastón Maldonado. Incidencias: No se registraron.

Río Grande fue el equipo que jugó mejor en el suelto y quien mejor limpió los rucks, pero se topó con una gran defensa.
Río Grande fue el equipo que jugó mejor en el suelto y quien mejor limpió los rucks, pero se topó con una gran defensa.