Policiales

Encontraron muerto a un hombre en el arroyo Buena Esperanza

Dos chicos que jugaban en la zona boscosa avistaron el cadáver en una zona de difícil acceso. Estaba en estado de descomposición por lo que se presume que yacía en ese lugar desde hace varios meses. Fue trasladado a la morgue donde hoy se realizará la autopsia y, además, se tomará muestra de ADN debido a que el rostro está irreconocible. La Policía sospecha que se trata de un joven que tenía pedido de paradero desde hace varios meses.

USHUAIA.- El cuerpo de una persona de sexo masculino fue encontrado ayer en el cauce del arroyo Buena Esperanza y si bien harán un examen de ADN para determinar su identidad, la policía presume que podría tratarse de un joven que desapareció el pasado mes de marzo en Ushuaia.

El cadáver fue hallado por dos chicos de 10 años que jugaban en un sector boscoso del arroyo, donde el cauce se encajona entre las piedras, ubicado entre las calles Luis Martial y Alem de la capital fueguina. Inmediatamente los menores comunicaron el hallazgo a sus padres quienes solicitaron la presencia policial para constar efectivamente lo acontecido.

Inmediatamente se convocó a la División de Servicios Especiales quienes debieron descender con cuerdas hasta el sector escarpado, cercano al cauce del arroyo, para poder rescatar los restos.

Fuentes policiales indicaron que a simple vista el cuerpo estaba irreconocible, debido a la cantidad de tiempo que yacía en el lugar, aunque aparentaba estar sin signos de violencia. Igualmente fue trasladado a la morgue del Hospital Regional Ushuaia donde hoy será sometido a una autopsia.

Fuentes policiales indicaron que entre las pertenencias había un documento de identidad, perteneciente a un joven, con similar nombre al de Javier Rolando Estrada (19) que tenía pedido de paradero desde marzo de 2016.

Desde la Policía de la Provincia se convocó a una conferencia de prensa para las 10 de la mañana en la Jefatura de Policía, en Ushuaia, con el propósito de brindar mayores detalles del hallazgo.