Actualidad

Numerosa asamblea de afiliados respaldó a la conducción y expulsó a un afiliado por inconducta

Se trata de Roberto Tobares, un afiliado que integra una agrupación denominada “Petroleros Unidos”. En una numerosa asamblea se votó a favor de la sanción. Varios hicieron escuchar sus opiniones, muchas de ellas a favor de la actual conducción a cargo del secretario general, Luis Alberto Sosa.


RIO GRANDE.- En una numerosa asamblea de afiliados, llevada a cabo en el histórico quincho de Bilbao 787, se aprobó por una amplia mayoría la expulsión del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Tierra del Fuego de Roberto Tobares, un afiliado que integra una agrupación denominada “Petroleros Unidos”, que hace unos días atrás protagonizó un altercado con integrantes de la comisión directiva del gremio.

La asamblea comenzó a las 19:00, luego de un primer llamado que se hizo a las 18:00. Luego de realizada la apertura, se conformó a las autoridades para llevar adelante la mesa de conducción que quedó bajo la presidencia de Luis Alberto Sosa, secretario general del Sindicato de Petroleros.

Como secretario de la mesa fue designado Darío Calisto y como secretario de actas, Gabriel Rodríguez. En tanto que como asambleístas para la rúbrica del acta fueron designados Mauricio Torres y Fabián Uribe.

En la asamblea se esperaba la presencia del cuestionado Tobares, pero este no se presentó aduciendo que existe una restricción de acercamiento hacia los integrantes de la comisión directiva del Sindicato, por una orden de la justicia. Sin embargo, ayer quedó claro que esa prohibición de acercamiento era solamente hacia Gerardo Ovejero y René Vergara, secretario adjunto y secretario de prensa; respectivamente.

Precisamente, para que “Tobares pueda estar presente y hacer uso de su derecho de defensa, es que los compañeros Ovejero y Vergara no están en esta asamblea”, aclaró ante todos los presentes, el secretario general y presidente de la asamblea, Luis Alberto Sosa.
Respaldo y expulsión

Durante más de 45 minutos varios oradores tuvo el encuentro realizado en el quincho, donde se escucharon voces a favor del afiliado Tobares y otros (muchos más) que defendieron a la actual conducción del gremio, indicando estar satisfechos por las acciones desplegadas a favor de los trabajadores.

Durante el debate también se mencionaron algunas acusaciones hacia integrantes de la comisión directiva del gremio, sobre presunto pedido de “favores sexuales” a mujeres para poder acceder a trabajar en algún campamento. Ante esto, se presentó Araceli, de una empresa de servicios, que desmintió esas versiones y dijo que, por el contrario, “siempre me he sentido defendida por el gremio”.

Algunos de los afiliados que hicieron uso de la palabra lamentaron que se haya tenido que realizar una asamblea para tratar “la inconducta de uno de nuestros compañeros”, en vez de hacerlo para poder “debatir sobre mejoras en las condiciones laborales”.

Tras la moción de uno de los trabajadores presente en la asamblea, que pidió votar por la expulsión de Tobares del gremio, los presentes votaron, levantando la mano y por una amplía mayoría se procedió a llevar adelante la medida, cumpliendo legalmente con lo que indica el Estatuto.

Los afiliados pudieron hacer escuchar su voz durante la asamblea.
Los afiliados pudieron hacer escuchar su voz durante la asamblea.