Policiales

“Solamente pido justicia para que mi hijo descanse en paz”

En diálogo con El Sureño, Pamela Cano, madre del pequeño de siete meses asesinado por Luis del Valle Velázquez, lamentó la decisión de la Justicia fueguina de reducir, por segunda vez, la condena del exlegislador. Consideró que se trata de “una burla” y que se avasallan sus derechos por ser “pobre”.
RIO GRANDE.- “Es una burla lo de la Justicia, pero como soy ignorante y pobre no me escuchan”. Esta fue la primera reacción de Pamela Cano, madre del pequeño de siete meses que en 2010 murió a raíz de las lesiones que le provocó Luis del Valle Velázquez, exlegislador provincial.

La Justicia de Tierra del Fuego redujo por segunda vez la condena de 12 años a prisión contra el exdirigente camionero, por lo que ahora Luis del Valle Velázquez, que ya había quedado en libertad el año pasado, fue condenado a tres años de prisión. La primera reducción de pena, debido a un cambio en la carátula de la causa, había dejado en cinco años su condena.

En diálogo telefónico con El Sureño, Pamela Cano reiteró su desgarrador pedido de justicia para su hijo, que en marzo cumpliría 7 años.

“Yo no tengo un peso en mis bolsillos y por eso mis derechos son pisoteados, me están escupiendo y se me ríen en la cara”, dijo Cano, entendiendo que la decisión de la Justicia “es una vergüenza”.

Consultada sobre esta nueva reducción de pena para el exlegislador, Cano relató que se enteró a través del “Fiscal que lleva la causa de mi hijo, que es la única persona con la que tengo contacto”.

“Desde octubre veníamos hablando casi todos los días y él quedó en ayudarme para que yo pudiera presentar con mi abogado un escrito, porque están incumpliendo con mis derechos”, sostuvo.

Para la mujer, que reside en Córdoba y tiene además otros dos hijos, es “impresionante los beneficios que tiene”.

“Le quitó la vida a mi hijo y no entiendo esos beneficios que tiene. Tiene contactos y plata y por eso tiene beneficios, pero yo no tengo nada de eso, entonces, ¿para qué existe la Justicia? Mi hijo no tiene derecho a nada, a mí nadie me escuchó”, lamentó.

Cano reiteró que “solamente pido justicia para que mi hijo descanse en paz”, pidiendo que el exdirigente del Sindicato de Camioneros “pague por lo que hizo y cumpla con el tiempo de la condena”.

Sobre el cambio de carátula que en 2014 le permitió a Velázquez recuperar su libertad, al encuadrar la causa como “homicidio preterintencional” en lugar de “homicidio simple con dolo eventual”, Cano entendió que las apelaciones concedidas al exlegislador representan una “burla” y una “violación a mis derechos como madre por la muerte de mi hijo”.
En soledad

Pamela Cano agradece que todavía algunos medios de prensa sigan interesados en la causa que derivó en la muerte de su hijo, aunque se siente “muy sola”.

“Nadie me dio una mano, nunca más recibí una notificación ni un llamado de Tribunales y ya hace más de una semana que el Fiscal me prometió enviarme la sentencia, lo he llamado más de veinte veces y siempre hay alguna excusa, por la Feria Judicial o los feriados, pero no cumplió todavía conmigo”, reprochó.

A través de una cuenta en Twitter, Pamela renueva a diario su pedido de justicia.

“Todo el daño que me causó (…) alguien habló de cómo es mi vida hace 6 años y cuatro meses y la justicia pretende que lo deje así”, escribió ayer, dando muestras de profundo dolor por la decisión judicial.

“Tengo destrozada el alma, el corazón; mi cabeza ya no puede más, no puedo aceptar esta mentira tan absurda y desgraciada”, agrega en otro tuit.

Con las sucesivas reducciones de pena, el exlegislador Velázquez no volverá a la cárcel ya que el tiempo pasado en prisión le permitirá acceder a la libertad condicional.

 

Pamela Cano, madre del bebé de 7 meses, tildó de “burla” la decisión de la Justicia.
Pamela Cano, madre del bebé de 7 meses, tildó de “burla” la decisión de la Justicia.

Velazquez.jpg

La Justicia redujo por segunda vez la condena al exlegislador Luis del Valle Velázquez.