Policiales

La vida de una mujer está en peligro y para la Justicia no pasa de ser “lesiones graves”

Pese a tener prohibición de acercamiento a la vivienda por disposición judicial, el exmarido se hizo presente junto a dos hombres más y la golpearon con extrema violencia. La mujer estaba recibiendo asistencia psicológica y jurídica a cargo de la Secretaría de la Mujer del Municipio.
USHUAIA.- La vida de una mujer está en peligro, en una causa de violencia de género que para la Justicia no pasa de ser “lesiones graves”, lo que permite que el victimario siga en libertad, en un hecho que alarma a las autoridades de la Municipalidad que entienden, con buen criterio, que se trata de una causa que debería ser caratulada: Tentativa de homicidio.

El caso fue dado a conocer por Laura Avila, titular de la Secretaría de la Mujer, quien reveló que ese fin de semana la mujer fue nuevamente agredida por su exmarido, a pesar que el mismo tenía prohibición de acercarse al domicilio particular, ya que fue denunciado en una causa por “violencia de género”.

Avila reclamó a todos los poderes del Estado fueguino un “abordaje integral de la problemática, con efectos concretos en el corto plazo, porque todos tenemos que hacer algo, no podemos quedarnos con los brazos cruzados. A las mujeres en Tierra del Fuego, en Ushuaia, se les pega y se las mata desde hace años y es hora de terminar con eso”.
Cambio de carátula

La carátula preventiva de la causa es “lesiones graves, violación de domicilio, violación de prohibición de acercamiento y hurto”, porque se encontró en posesión del exmarido el teléfono celular de la víctima.

También resultó gravemente herido un vecino que se acercó a auxiliarla y quien debió ser internado luego de ser golpeado con un caño de gas y resultar con fracturas en tibia y peroné.

La Secretaría de la Mujer sigue de cerca este caso al que brindó todo el apoyo legal y de contención posible a partir del equipo interdisciplinario con el que cuenta.

“No tenemos dudas que por más que la carátula diga lesiones graves, acá se trató de un intento de homicidio, a partir que la mujer dijo que no lo pudo denunciar. No es casual que lo primero que hace el agresor es sacarle el teléfono celular a la víctima. Debemos poner un punto de inflexión con la violencia contra las mujeres, no nos debemos acostumbrar y naturalizar este tipo de situaciones”, sostuvo Avila.
Estado presente

Para la Secretaría de la Mujer “marcar los cuerpos de las mujeres con violencia es una amenaza para las otras. No queremos más mujeres golpeadas, no queremos más mujeres muertas por femicidio, nos queremos vivas. Cuando una mujer dice no, el Estado debe estar presente para decirle que no está sola y que no es su culpa”.

Dos de los agresores quedaron detenidos en la Comisaría Segunda, en tanto el tercer agresor se encuentra alojado en la Comisaría Cuarta a la espera de ser indagados por la Jueza de turno. Todos podrían quedar en libertad en las próximas horas, por la carátula de la causa.
Asistencia a la víctima

La mujer, asistida desde hace tiempo por la Secretaría que interviene en estos casos en el ámbito municipal, pudo ser alojada por parientes junto a su hija de tan sólo dos años y se encuentra recibiendo asistencia jurídica y psicológica.

Al momento de registrarse el hecho de extrema violencia se encontraba alojada en su domicilio, del que tenía prohibición de acercamiento su expareja.

“Sé que hay personas comprometidas en todos los poderes con esta problemática, el desafío es que podamos trabajar juntos y articuladamente para frenar esta locura en el corto plazo”, finalizó Avila.

El 3 de junio del año pasado los vecinos de Ushuaia protagonizaron una masiva marcha para reclamar que se terminen los casos de violencia del que son víctimas las mujeres, bajo la consigna: “Ni una menos”.
El 3 de junio del año pasado los vecinos de Ushuaia protagonizaron una masiva marcha para reclamar que se terminen los casos de violencia del que son víctimas las mujeres, bajo la consigna: “Ni una menos”.