Actualidad

Sindicalistas forcejearon con la Policía

Integrantes de los sindicatos nucleados en la Central de Trabajadores del Estado seccional Tierra del Fuego (CTA), forcejearon con efectivos de la Policía Provincial para poder ingresar al descampado que da entrada al recinto de sesiones. Cortaron vallas y arrojaron bombas de estruendo a los integrantes de las fuerzas de seguridad, así como piedras y botellas.

USHUAIA.- Desde el mediodía, los gremios del SUTEF, ATE, AFEP, SEJUP, La Bancaria, Luz y Fuerza, gremios municipales y otros gremios, centrales y confederaciones, nucleados en la CTA Autónoma de Tierra del Fuego, se concentraron en Yaganes, en el ingreso al Almirante donde se desarrollan las sesiones de la Legislatura para impedir el tratamiento de la reforma del IPAUSS.
Sin embargo, en toda la zona se montó un operativo de seguridad que contó con la presencia de más de 200 efectivos policiales, quienes desde las 8:00 custodiaron el edificio y cortaron las calles de acceso al lugar, impidiendo el paso a vehículos, en virtud de la movilización de los gremios que estaba prevista.
Para las 13:30, ya no podía ingresar nadie al recinto de sesiones, de hecho hubo legisladores del Movimiento Popular Fueguino (MPF) que debieron ingresar por la parte trasera del acampado.
Y además, varios medios de prensa se quedaron del lado de afuera, sin siquiera poder presenciar la sesión. Según información extraoficial a la que accedió este medio, el presidente de la Cámara, legislador Juan Carlos Arcando, fue quien dio la orden a la fuerza policial de que no ingresaran más personas.
Ante ese panorama, los integrantes de los gremios pedían a gritos ingresar ya que entendían que los legisladores estaban “avasallando” sus derechos como trabajadores. Así, luego de tocar el bombo por varios minutos, comenzaron los hechos de violencia que no pasaron a mayores.
En principio, tres personas accedieron al patio por el costado luego de cortar el alambrado, pero inmediatamente los agentes de la Policía procedieron a retirarlos del lugar.
Luego, un grupo más numeroso de gremialistas, empezó a cortar el resto del alambrado con el propósito de ingresar masivamente, y allí fue cuando los efectivos del Servicio de Antimotines de la Policía Provincial, se acercó para impedir que ingresaran.
Y en medio de forcejeos entre las partes, los sindicalistas que se encontraban afuera comenzaron a arrojar a los policías bombas de estruendo, botellas de vidrio y piedras sin parar.
En ningún momento, la fuerza de seguridad procedió con actos de violencia hacia los manifestantes. Resistieron ante la presión pacíficamente.
Desde la CTA Autónoma llamaron a defender el IPAUSS en la más amplia unidad de los estatales y repudiaron enérgicamente el proyecto de reforma del IPAUSS y emergencia previsional presentado por la gobernadora Rosana Bertone ya que “no cuenta con el consenso de los trabajadores”.
“Esto demuestra una debilidad política del nuevo gobierno. Si el proyecto estuviera consensuado y sería tan beneficioso como dice el Gobierno”, expresaron en un comunicado, y precisaron que “no se explica por qué se tratará en la Legislatura un 8 de enero cuando la gran mayoría de los empleados del Estado están haciendo uso de la licencia anual reglamentaria fuera de la Isla. Entendemos que dicho proyecto, en términos generales viene a avasallar derechos de los trabajadores”.

El grupo de gremialistas que intentó ingresar al recinto.
El grupo de gremialistas que intentó ingresar al recinto.