Política

Se abre el diálogo por la reforma electoral

BUENOS AIRES.- El gobierno nacional tiene decidido iniciar a mediados de enero las rondas de consultas con los gobiernos provinciales, las universidades, ONG y partidos políticos para consensuar un proyecto de reforma del sistema de votación, aunque desde el oficialismo admiten los desafíos operativos que implica poner en funciones más de 120.000 máquinas electrónicas y un calendario electoral unificado.

El secretario de Asuntos Políticos del ministerio de Interior, Adrián Pérez, confirmó que el Gobierno tiene previsto iniciar las mesas de trabajo “para este mes”, en rondas encabezadas por el ministro Rogelio Frigerio, el propio Pérez y su equipo.
“El objetivo es mejorar el sistema electoral, hacerlo más transparente, ágil y confiable. La línea de trabajo es la boleta única, con opción a que sea electrónica, dotar al sistema de un organismo electoral con autonomía para que el asunto electoral no lo maneje el Ejecutivo y que tenga autonomía y dé más confianza a la gente”, explicó Pérez.
El ex diputado massista -que se sumó a Cambiemos a principios de diciembre tras renunciar a su banca-, dijo que, en cuanto a los organismos autónomos de control electoral, “hay muchos ejemplos, como es el INE (Instituto Nacional Electoral) mexicano, pero la mayoría de los países ha encontrado una fórmula”.
“El tercer objetivo central de la reforma es dejar de estar sobrecargados de elecciones dispersas, ordenar el cronograma respetando la autonomía de las provincias pero con menos cantidad de elecciones separadas al año”, agregó, aunque es algo que deberá consensuarse con los gobernadores (vale recordar que en varios distritos, como la Capital Federal, tienen establecido por ley un calendario diferente al nacional).