Política

Macri prometió combate a la corrupción, al narcotráfico, y un país “unido en la diversidad”

El presidente Mauricio Macri asumió con promesas de combate a la corrupción y al narcotráfico, mientras que planteó la necesidad de una “Justicia independiente”. En un discurso de poco menos de 40 minutos, resaltó que su Gobierno va a “trabajar incansablemente los próximos cuatro años para que todos los argentinos, especialmente aquellos que más necesitan, al terminar estén viviendo mejor”.

BUENOS AIRES (NA).- El presidente Mauricio Macri asumió con promesas de combate a la corrupción y al narcotráfico, mientras que planteó la necesidad de una “Justicia independiente” en el marco de un “país unido en la diversidad” para lo que pidió “el aporte de todos”.

Macri prestó juramento ante la Asamblea Legislativa y en su primer discurso como jefe de Estado dijo que su intención es que el “lugar de encuentro sea la verdad”, al tiempo que pidió “ser optimistas respecto de la esperanza y el futuro”.

“Hoy se está cumpliendo un sueño. Termina una época completa sin violencia, y esto queparecía tan difícil se hizo realidad. Tenemos que ser optimistas respecto de nuestra esperanza y futuro”, sostuvo Macri al dirigirse ante la Asamblea Legislativa.

Tal como se había planteado, Macri arribó ayer al Congreso a las 11:35 acompañado por su esposa, Juliana Awada, donde fue recibido por el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo y por el titular de la Cámara baja, Emilio Monzó.

Tras la jura de la vicepresidenta Gabriela Michetti, Macri hizo su ingreso al recinto de la Cámara baja, y prestó juramento en presencia de la Asamblea Legislativa, mandatarios extranjeros, integrantes del Poder judicial y su futuro gabinete.

En ese contexto, el líder del PRO, en un discurso de poco menos de 40 minutos, resaltó que su Gobierno va a “trabajar incansablemente los próximos cuatro años para que todos los argentinos, especialmente aquellos que más necesitan, al terminar estén viviendo mejor”.

“(Ser Presidente) Me llena de alegría y orgullo, pero voy a seguir siendo el mismo, aquel que esté cerca, escuche, les hable sencillo, con la verdad, comparta sus emociones y recuerde siempre que no es infalible”, agregó minutos después de prestar juramento ante el cuerpo legislativo.

Asimismo, subrayó que “la política no es una competencia entre dirigentes para ver quién tiene el ego más grande”, sino que el objetivo es el “trabajo en equipo para servir a los demás”.

“Quiero que nuestro lugar de encuentro sea la verdad y que podamos reconocer los problemas para que juntos encontremos las mejores soluciones”, bregó.

En un discurso con pocos anuncios y en el que se refirió en pocos momentos a la situación económica, el mandatario prometió “universalizar la protección social para que ningún chico quede desprotegido”.

También sostuvo: “vamos a trabajar para que todos puedan tener un techo con agua corriente y cloacas y vamos a urbanizar las villas par transformar para siempre la vida de miles de familias”.

Por otra parte, Macri aseguró que su Gobierno “va a combatir la corrupción” y resaltó que “no habrá tolerancia con esas prácticas abusivas”.

“Quiero hacer especial énfasis en otra intención básica del período que hoy empieza: este Gobierno va a combatir la corrupción”, sostuvo el flamante mandatario.

El líder del PRO subrayó que “los bienes públicos pertenecen al conjunto de los ciudadanos y es inaceptable que un funcionario se apropie de ellos en beneficio propios”.

“Voy a ser implacable con todos aquellos que de cualquier partido o filiación política, sean propios o ajenos, dejen de cumplir lo que señala la ley. No habrá tolerancia con esas prácticas abusivas, no hay principio ideológico que puedan justificarlas”, afirmó Macri.

Asimismo, se comprometió a “combatir el narcotráfico como ningún otro gobierno lo hizo antes”.

“Hay jóvenes que matan y mueren sin saber por qué a actuando bajo los efectos del paco y de la droga. No podemos aceptar esta realidad y tenemos que encarar este tema de frente”, enfatizó Macri.

El mandatario planteó “trabajar con inteligencia y decisión para devolver tranquilidad y seguridad a las familias argentinas en todo el país”.

Macri expresó por otra parte su “total apoyo a la Justicia independiente” y aseguró que durante su gestión no habrá “jueces macristas”.

“Quiero expresar mi total apoyo a la Justicia independiente. En estos años fue un baluarte de la democracia e impidió que el país cayera en un autoritarismo irreversible. En nuestro gobierno no habrá jueces macritas”, enfatizó Macri.

El mandatario planteó ante la Asamblea Legislativas “acompañar a la Justicia en un proceso en que se limpie de vicios políticos: no puede haber jueces militantes de ningún partido político”.

Al referirse a su visión de las relaciones exteriores, Macri señaló que sostendrá “todos” los “reclamos soberanos” del país, sin que eso “impida un normal relacionamiento con todos los países del mundo”.

“Sostendremos todos nuestros reclamos soberanos y nuestros valores sin que eso impida un normal relacionamiento con todos los países del mundo”, enfatizó Macri.

Ante la Asamblea Legislativa, el mandatario señaló: “creemos en la unidad y la cooperación de América Latina y el mundo, en el fortalecimiento de la democracia como la única posibilidad de resolver los problemas”.

Además, se refirió a la situación educativa y planteó adaptarla “a las necesidades del mundo actual” y dar “protagonismo a los sectores docentes”.

“Trabajaremos para inspirar en todos una ética de crecimiento y educación. El conocimiento es un factor clave para que nuestra potencialidad individual y colectiva se transforme en una realidad concreta”, expresó.

“Le daremos protagonismo a quienes decidan dedicarse a la labor docente”, puntualizó.

“No se trata de recuperar la educación argentina sino de crear una educación amplia y acorde a las necesidades del nuevo siglo que ha traído nuevos desafíos al mundo entero”, expresó.

“Hay que mejorar todo lo que haya que mejorar, hace falta osadía de ideas. La entrada al siglo XXI es una gran responsabilidad de este gobierno. Invitamos a todos a sumarse a esta apasionante tarea de ser pioneros de un mundo nuevo”, agregó.

Por otra parte, se dirigió a sus competidores en las elecciones y dijo que están “más juntos que distantes”.

Macri mencionó a cada uno de sus rivales -Daniel Scioli, Sergio Massa, Margarita Stolbizer, Adolfo Rodríguez Saá y Nicolás Del Caño- y sostuvo que están “unidos por la vocación democrática y por el sueño de una Argentina desarrollada”.

Asimismo, manifestó que “el objetivo de unir a los argentinos es la clave de la construcción de la Argentina del siglo XXI”, ante lo cual consideró que “se viene un tiempo nuevo, de diálogo, respeto y trabajo en equipo”.

“La confrontación nos ha llevado por caminos errados”, lamentó el jefe de Estado en el Congreso, ante lo cual pidió “sacar al enfrentamiento del centro de la escena, y poner en ese lugar el encuentro”.

Y agregó: “En la pelea irracional no gana nadie, en el acuerdo ganamos todos. No hace falta que dejemos de lado nuestras ideas, sino poner al servicio de un objetivo común. Podemos pensar de distintas formas, pero la ley tiene que ser respetada”.

También, Macri criticó a quienes buscan “avasallar la ley con proyectos personalistas o hacer uso del poder en beneficio propio” y subrayó: “Aspiramos a un nacionalismo más sano, que no se logra partiendo del rencor, la enemistad, la lucha permanente o la demonización del otro”.

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, entregó la banda y el bastón presidencial.
El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, entregó la banda y el bastón presidencial.