Actualidad

“Hay generaciones de antiguos pobladores que han sido relegados”, evidencio Luis Cárdenas

El presidente del IPV, Luis “Lolo” Cárdenas consideró necesario responder a familias que hace décadas esperan por una vivienda. Dijo que durante su gestión frente al Organismo la relación con los municipios es “fundamental” para optimizar esfuerzos. Mencionó que la gobernadora Rosana Bertone le encomendó “hacer un gran esfuerzo por las familias” que habitan en el sector de la Margen Sur de Río Grande, y “ha sido específica” en cuanto a la problemática de tierras fiscales.
USHUAIA.- El titular del Instituto Provincial de Vivienda (IPV), Luis “Lolo” Cárdenas, definió cuáles serán los ejes principales de su gestión frente al Organismo; se refirió a la relación con los municipios de la Provincia, y mencionó cuáles son los temas prioritarios para Rosana Bertone en cuenta al área.

Arquitecto de profesión y nacido en Ushuaia, Cárdenas dijo que trabajará por las “generaciones de antiguos pobladores que por determinada circunstancia han sido relegados”, ya que hay que tratar de “responder a aquellas familias que esperan hace décadas una vivienda”.

Consultado por El Sureño sobre la relación con los municipios de las tres ciudades, afirmó que es “fundamental. El IPV hoy tiene un presupuesto cercano a los 1.600.000, es un Organismo que está invirtiendo cerca de 500 y 600 millones de pesos directamente por año en demanda habitacional”.

En ese sentido, remarcó la importancia de “consolidar los esfuerzos y optimizarlos con las áreas técnicas. Hay muy buena predisposición de las autoridades de las tres municipalidades y por suerte tenemos la misma mirada”.

Sobre las obras a ejecutar desde el Instituto, Cárdenas comentó que “hoy nos encontramos con 90 millones que se tiene que saldar de Nación que, entiendo los próximos meses se terminará de resolver”.

“Si esto se empieza a regularizar y a reencauzar recursos provenientes del FONAVI y de programas federales, vamos a poder poner mayor disposición en todo lo que tiene que ver con infraestructura, pavimento, viviendas, tanto en Río Grande como en Ushuaia”, aseguró el presidente del IPV.

Anunció además que en febrero se entregarán 90 viviendas y en marzo otras 60 soluciones habitacionales más, lo cual “es propio de un esfuerzo constante que se ha mantenido en los últimos tiempos”.

También destacó el nivel de “profesionalismo” de los empleados del Instituto Provincial de Vivienda. “Para mí en lo personal es un gran desafío, tengo que estar a la altura de la circunstancia para que el trabajo se pueda consolidar y mejorar”.

Por otro lado, contó que la gobernadora Rosana Bertone se mostró “muy preocupada” por la situación de quienes habitan el sector de la Margen Sur de Río Grande, por lo que pidió que “hagamos un gran esfuerzo porque hay muchas familias que necesitan la contención del Estado; éste seguramente será un esfuerzo compartido de todos los entes y el IPV será un protagonista muy importante en este sentido”, expuso.

Otras de las prioridades que ha trazado la Mandataria fue la “falta de tierras fiscales. Respecto a Río Grande tendremos en las próximas semanas, una estrategia a proponer a la Gobernadora para ver cómo se avanza en ese sentido conjuntamente con los actores de la sociedad, y con qué herramientas se pueden empezar a generar para tener una ciudad pensada de acá a cincuenta años”.

En cuanto al anuncio del intendente Walter Vuoto de urbanizar los asentamientos de Ushuaia, Cárdenas opinó que es una decisión “acertada”, ya que en los últimos años “la experiencia que ha habido es invertir mucha plata en controlar los espacios públicos, en vez de invertir en generar suelo urbano y en hacer infraestructura y la verdad que no funcionó, fue un fracaso el control de los espacios públicos que se implementó en la gestión Sciurano”, cuestionó por último.

Luis Cárdenas, presidente del IPV.
Luis Cárdenas, presidente del IPV.