Deportes

Argentina sufrió para ganarle a Uruguay

MÉXICO (AFP).- La Selección argentina de básquet sufrió ayer para vencer 90-87 a un aguerrido Uruguay en el clásico rioplatense, en el inicio de la segunda fase, que lo dejó a un paso de las semifinales del Preolímpico de básquet FIBA Américas de México, que entrega dos pases a los Juegos de Río 2016.

Con un juego intenso y presionando la llegada de los argentinos, Uruguay consiguió irse arriba por 6 durante el primer cuarto con Mathias Calfani y Bruno Fitipaldo guiando la ofensiva, si bien al final la intervención del NBA Luis Scola logró acercar a sólo un punto abajo a los albicelestes.

Los charrúas, que tuvieron una pobre actuación en la primera ronda del certamen, mostraron su mejor básquet en la segunda mitad ante una Argentina desesperada y errática cuando se rezagaba en el marcador hasta por 11 tantos.

Scola, por momentos marcado hasta por tres hombres, intentaba pesar en el marcador con 22 tantos en la primera mitad pero no conseguía levantar al equipo como en otros partidos.

El clásico rioplatense vivió su mejor momento a la mitad del tercer cuarto con Argentina, sin Scola en la cancha, remontando en el marcador gracias al trabajo de Andrés Noccioni, Leo Mainoldi y Facundo Campazzo, que se reencontaron con los tiros de tres puntos.

Argentina cerró la defensa incomodando la llegada de los charrúas para mantener la igualada en el tercero, pero Calfani, convertido en héroe de Uruguay, conseguía romper el cerco para al final dar a su país la ventaja y sentenciar un final de vida o muerte.

En un cuarto final trepidante, con el marcador virtualmente empatado, los tiros libres terminaron definiendo el encuentro a favor de Argentina ante un Uruguay que vendió cara la derrota.

Ayer arrancó la segunda fase del FIBA Américas con ocho equipos que se enfrentan durante cuatro jornadas sin descanso para definir a los cuatro seminifinalistas que jugarán el viernes próximo para el sábado disputar las finales.

Los finalistas conseguirán su plaza para los Juegos Olímpicos de Río 2016.