Actualidad

Universidad de Magallanes promueve el reciclaje en escuelas de la región

Prensa Antártica.-  Entre los objetivos del proyecto están además, la creación de protocolos de producción de compost, la instalación de una planta piloto certificada y una propuesta de generación de modelo de negocios a partir de la minimización de estos residuos. UMAG.


El compostaje domiciliario es un proceso natural mediante el cual los residuos orgánicos (40% del material que desechamos) se transforman en un producto mejorador de suelos llamado compost. Es así como, a través de este proceso, es posible transformar in situ un residuo en un  recurso.

En virtud de ello y con el fin de empezar a concientizar sobre el cuidado del medio ambiente a partir de la minimización y gestión de nuestra basura orgánica domiciliaria, en la Universidad de Magallanes, se lanzó, oficialmente, el Programa de Compostaje para la Región de Magallanes y Antártica Chilena, iniciativa conjunta entre la casa de estudios superiores, el Ministerio del Medio Ambiente y el Gobierno Regional.

En la ceremonia, estuvieron presentes autoridades regionales y comunales, directivos de la universidad, académicos, estudiantes y parte de la comunidad escolar de los distintos establecimientos educacionales donde se llevará a cabo el proyecto de reciclaje, que pretende capacitar, a través de formación técnica y sensibilización, a un total de 342 estudiantes de quinto a octavo básico, y de primer y segundo año de enseñanza media.

La coordinadora del programa y docente de la UMAG, Claudia Salinas, expuso los principales alcances del proyecto haciendo hincapié en que se trata de una actividad que permitirá la investigación aplicada y la educación en un tema que, ambientalmente, se ha vuelto preocupante en la sociedad actual por el deficiente manejo que se le da a los desechos orgánicos que botamos día a día.

De ahí que, entre los objetivos específicos del plan de trabajo estén, además, la creación de protocolos de producción de compost, la instalación de una planta piloto certificada en la región y una propuesta de generación de modelo de negocios a partir de la minimización de estos residuos que permitan a los municipios de cada comuna, implementar acciones de reciclaje para disminuir el impacto de esta basura en sus respectivos vertederos.

Para el intendente Jorge Flies, esta iniciativa es una gran oportunidad para inculcar la conciencia ambiental de que Magallanes puede ser una “región verde”. “Si permanecemos inmóviles, nos podemos estar olvidando de la región que queremos. Por eso el objetivo está en los niños y las familias, porque ahí está el cambio cultural y hoy son muy pocos los que hace compostaje, por lo que este avance es muy necesario”, subrayó.

La charla de cierre estuvo a cargo de Lina Razeto, profesional de la empresa Geo Ciclos de Valparaíso con experiencia en soluciones ambientales en el contexto de la gestión sustentable de residuos sólidos domiciliarios, quien expuso sobre las principales estrategias en Chile y el extranjero para disminuir el 40% del total de la basura que actualmente las familias entregan al camión recolector.

20498460900_b29e256cb5_o