Policiales

Jueces piden prudencia al abogado de Balaguer

La Asociación de Magistrados se pronunció respecto a las manifestaciones de camaradas de Cristian Balaguer, “puedo entender el dolor de sus compañeros que tienen el derecho de hacer una marcha”, dijo el Dr. De Martino, pero consideró desafortunadas las expresiones de comisarios en las redes sociales, y del abogado de Balaguer, “quienes integran el sistema de Justicia, lo complementan”.
RIO GRANDE.- El camarista Julián de Martino, quien preside la Asociación de Jueces y Magistrados del Poder Judicial, salió en defensa de la resolución y la actuación del tribunal que condenó a Cristian Balaguer a la pena de 5 años por la muerte de Chucky Andrade.

“Nos preocupan ciertos matices que se dan en relación al tema, es natural que el imputado y la víctima tengan una carga emocional al manifestar su descontento, y también del punto de vista social”, comenzó diciendo en declaraciones a FM Líder, “pero no podemos perder la racionalidad, sobre todo aquellos que tienen la necesidad de velar e integran el sistema de justicia y lo complementan, como son los abogados y la fuerza policial, puedo entender el dolor de sus compañeros que por otra parte tienen el derecho constitucional de hacer una marcha”, dijo.

Pero luego reparó, “lo que alarman son las manifestaciones, tal el caso de un comisario que tiene a cargo personal y una responsabilidad, y se manifiesta por redes sociales sin entender que la Policía es auxiliar de la Justicia y le debe quedar claro que no puede cuestionar una decisión”, dijo.

Asimismo marcó sobre el rol del abogado defensor, el Dr. Francisco Giménez, “supe que tuvo un muy destacado desempeño en el juicio, pero luego lo suyo fueron declaraciones desafortunadas, quizás se pueden justificar en el marco de emoción del momento, lo que si no se justifica que no haya retractación y pedido de disculpas”, dijo.

Al respecto de los dichos de Giménez explicó, “primero se trató de cambiar de rol a la víctima, se trató de delincuente a la víctima, nunca se lo pudo juzgar, haya habido o no delito, pero es una cuestión objetiva no llegó a ser delincuente”, sentenció respecto de las declaraciones del abogado.

Luego apuntó a los dichos de Giménez respecto de una posibilidad de impedimento laboral a los policías y que “de ahora en más los jueces van a tener que salir a hacer los pedidos de captura”, en referencia a esto, De Martino dijo, “este alzamiento o llamado a que los policías no cumplan con las órdenes judiciales, son desafortunadas, decir que los jueces van a tener a salir a detener a las personas creo que no hace nada bien”.

Consultado respecto de alguna acción a impulsar a través del Colegio de Abogados, del cual Giménez es representante ante la FACA (Federación de Colegios de Abogados), De Martino señaló, “esto fue público, el Colegio sabrá actuar, porque con ese cargo tiene una responsabilidad mayor en retractarse en pedir disculpas, si se puede entender la emoción del momento, no creo que el Colegio ni la FACA entiendan que esas expresiones sean afortunadas y enmarcadas dentro del normal ejercicio de la profesión”.

“El propio abogado manifestó que confiaba en la calidad profesional de los jueces que iban a fallar, toda la sociedad tiene que tener confianza que estas situaciones están en manos de gente proba, capaz con experiencia”, concluyó.
Descontento social

Finalmente respecto de las reiteradas críticas hacia la Justicia, De Martino respondió sobre los reclamos de garantismo hacia las personas que incumplen con la ley, “yo no sé con qué estadísticas me pueden sacar eso, cada vez crece más la población carcelaria hay más de 200 personas detenidas en el sistema carcelario en la provincia, cuando hace 5 años eran 100”, dijo, agregando, “y las garantías son el límite del poder del Estado ante el ciudadano, es en beneficio de todos, nadie sabe si en ningún momento va a estar sometido al sistema de Justicia”, concluyó.

La Asociación de Magistrados salió a pedir prudencia ante las manifestaciones, cuando aún se desconocen los fundamentos de la condena.
La Asociación de Magistrados salió a pedir prudencia ante las manifestaciones, cuando aún se desconocen los fundamentos de la condena.