Policiales

Un menor de 16 años está en muy grave estado de salud por el consumo de estupefacientes

Un adolescente de 16 años que no sería consumidor de este tipo de sustancias, en la madrugada de ayer fue a una fiesta con sus amigos, en la que lo indujeron al consumo de un cóctel de alcohol y varios tipos de estupefacientes. Cuando lo llevaron a su casa sufrió violentas convulsiones, terminando hospitalizado en coma farmacológico, con un grave cuadro de salud.
RIO GRANDE.- El hecho se registró en la madrugada de ayer con un menor de 16 años que no poseía antecedentes de consumo de sustancias estupefacientes, quien fue invitado por sus “amigos” a una fiesta en un domicilio particular.

Allí el menor fue inducido al consumo de todo tipo de sustancias, en un cóctel explosivo de alcohol y drogas; según lo que se desprende de las primeras averiguaciones realizadas.

Cerca de las 5:00 del jueves, al muchacho lo llevaron a su casa, donde minutos después sufrió fuertes convulsiones y alcanzó a salir al frente, dado que se encontraba solo. Su vecino se percató de que algo le ocurría y lo socorrió.

Inmediatamente una ambulancia se hizo presente en el lugar para el traslado del joven quien fue ingresado minutos después en Terapia Intensiva del nosocomio donde se lo estabilizó con un cuadro de “intoxicación gravísima” y se le produjo un coma farmacológico con estado reservado y un plazo de observación por 48 horas a fin de monitorear su evolución.
Agravamiento

La evolución del estado de salud se complicó por la tarde, cuando un nuevo estudio detectó lo tan temido; un edema cerebral, a causa de las convulsiones.

Ante ello, los profesionales médicos practicaron una craneoctomía, que es una operación de apertura de una porción del cráneo, a fin de buscar bajar la presión encefálica, con la colocación de un catéter para monitorear su evolución.

El joven pertenece a una familia de efectivos policiales, por lo que la Policía tomó inmediata intervención en el hecho, iniciándose una investigación a fin de determinar el tipo de estupefacientes y en qué circunstancias fueron ingeridos, trascendiendo que los responsables habrían confesado que hubo drogas sintéticas de por medio.

Ante ello, hoy se sustanció una causa en el ámbito de la Justicia de Minoridad y Familia, subrogado en la feria judicial por el Dr. Aníbal López Tilli, quien dictó una medida de protección de persona y envió a la perito forense del Poder Judicial a evaluar el estado de salud del paciente.

Por el momento la Policía aún no atribuyó conducta delictiva alguna, por lo que la Justicia Penal -por el momento- no tomó intervención en el caso.

Juez Aníbal López Tilli a cargo de la causa, quien ordenó una medida de protección de persona.
Juez Aníbal López Tilli a cargo de la causa, quien ordenó una medida de protección de persona.