Actualidad

Ingresos totales de las cuentas públicas recuperaron dinamismo en mayo

BUENOS AIRES (NA).- Las transferencias de capital a provincias fue el aumento más importante de gastos oficiales en mayo, ya que este rubro ascendió al 69,7%, lo que marcó una aceleración de alrededor 50 puntos porcentuales respecto de abril.

Así lo consignó el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) que en un estudio destacó que los ingresos totales recuperaron dinamismo, tras la desaceleración arrastrada desde fines del 2014.

En mayo registraron un alza del 33,9%, 12 puntos porcentuales por encima a su aumento de abril y según el análisis, su performance estuvo favorecida por la aceleración de los Ingresos tributarios, que pasaron de crecer apenas un 17,5% en abril a un 27,3% en mayo.

“Los dos principales componentes de los ingresos (recaudación y seguridad social) crecieron en mayo a ritmo similar, en torno al 27% interanual, frente a un gasto que lo hizo a una tasa del 38%”, sostuvo el Instituto que dirige el economista Nadin Argañaraz.

La evaluación consideró que “en efecto, el principal impulso de los ingresos provino de las Rentas de la propiedad. Este rubro, compuesto por las transferencias al Tesoro del BCRA y FGS del ANSES, registró una suba del 146,7% en mayo”.

En tanto, la suma de estos recursos, que totalizaron 12.164 millones de pesos, permitió que los ingresos totales “terminen creciendo a un ritmo más cercano al gasto”.

“Cabe aclarar que desde su surgimiento en el año 2006 las rentas de la propiedad (que en un principio fueron de carácter temporario) han ido adquiriendo mayor preponderancia dentro de los ingresos totales, en detrimento de las fuentes tradicionales de fondos”, indicó el reporte.

En mayo del 2015 representaron un 12% sobre el total de ingresos, prácticamente “duplicando su participación relativa respecto a mayo del 2014” y así “las rentas de la propiedad fueron un auxilio para cerrar la brecha entre gastos e ingresos”.

No obstante, las cuentas públicas nacionales registraron en mayo del 2015 un resultado fiscal negativo de 5.301 millones de pesos, 5 veces el déficit alcanzado en igual mes del 2014.

“Si se descontara el auxilio de BCRA y ANSES el desequilibrio fiscal se hubiera profundizado hasta alcanzar un saldo negativo de $17.465 millones”, dijeron los autores del informe.

Con dichos registros, los primeros cinco meses del año cerraron con un déficit de 87.154 millones de pesos, que ascendería a 114.641 millones de pesos sin las rentas de la propiedad.

“Ello demuestra, que el sector público es cada vez más dependiente de los ingresos provenientes de los organismos mencionados para financiar un gasto público que suele ser poco flexible”, evaluaron.