Política

Fernández en Diputados

En el recinto de la Cámara de Diputados del Parlamento el Presidente aprovechó la ocasión para ratificar los lineamientos generales y el perfil “solidario” que pretende imprimir a su gestión.

El presidente Alberto Fernández al abrir la 138 Asamblea Legislativa, junto a la vicepresidenta Cristina Fernández y Sergio Massa.

BUENOS AIRES (NA).- A poco de cumplir tres meses de gestión, el presidente Alberto Fernández inauguró ayer el 138 período de sesiones ordinarias del Congreso Nacional con un mensaje de unidad, en el que llamó a todos los sectores a trabajar para sacar a la Argentina “de la postración”.
Ante la Asamblea Legislativa y con críticas al gobierno de Mauricio Macri, el Jefe de Estado hizo su diagnóstico sobre la situación económica y social del país, además de trazar los principales ejes de su plan legislativo y político para el año.
“Vengo a proponer iniciar una marcha que nos permita salir de la postración y ponernos en marcha”, subrayó el mandatario nacional, que habló durante una hora 19 minutos en el recinto de la Cámara de Diputados.
La deuda externa estuvo entre los puntos centrales de su mensaje y, al respecto, reiteró que su Gobierno buscará alcanzar una “resolución ordenada”, con “compromisos que se puedan cumplir”.
“Nunca más a un endeudamiento insostenible”, lanzó el Presidente y prometió que el Estado investigará la forma en que la Argentina se endeudó en los últimos años.
Fernández reiteró, en tanto, que su gestión eligió “la solidaridad como vía maestra de la reconstrucción nacional”.
“Lo dije al jurar como Presidente de la Argentina: comencemos por los últimos para llegar a todos”, sostuvo el mandatario, sentado entre la vicepresidenta Cristina Kirchner y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.
Entre los principales anuncios que hizo el mandatario estuvieron la reforma de la justicia federal, el aborto legal y la desclasificación de los documentos secretos de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) sobre el atentado a la AMIA, entre otros.
“Vengo a asumir un compromiso que jamás quebraré: ponerle fin a la designación de jueces amigos y a la utilización política de la justicia”, enfatizó Fernández, al señalar que busca un “reordenamiento de la justicia federal que evite el cajoneo de las falsas causas y la arbitrariedad en materia de detenciones”.
En tanto, anticipó que ordenará a la AFI “desclasificar los testimonios secretos brindados por agentes de inteligencia en los juicios en los que fuera investigado el atentado a la AMIA”, a 26 años del ataque.
El proyecto que generó los mayores aplausos fue el de aborto legal, que -según anunció- será presentado en los “próximos diez días”.
Al respecto, el Jefe de Estado consideró que en el Siglo XXI se debe “respetar la decisión personal” de las mujeres “de disponer libremente de sus cuerpos”.
“El Estado debe cuidar y debe acompañar a todas las mujeres para que puedan acceder plenamente al sistema de salud”, subrayó Fernández, quien también impulsará un “contundente programa de educación sexual integral” y otra iniciativa destinada a contener a las mujeres embarazadas y sus hijos en los primeros años de vida.
Fernández arribó al Congreso poco antes del mediodía, luego de realizar una caravana a escasa velocidad entre la Casa Rosada y el Parlamento para poder saludar a los simpatizantes que lo aguardaban sobre la Avenida de Mayo.
En el automóvil oficial, el Presidente estuvo acompañado por la primera dama, Fabiola Yáñez.
En el Congreso fue recibido por una comitiva de diputados y senadores del oficialismo y la oposición, antes de pasar al recinto donde lo esperaban ministros del Gabinete, gobernadores, jueces, intendentes, funcionarios, legisladores, referentes de derechos humanos y dirigentes sindicales, además de invitados especiales como el conductor televisivo Marcelo Tinelli, entre otros.

Proyectos de ley
El presidente Alberto Fernández anunció ayer en su discurso el envío de unos diez proyectos de ley, entre los que se destacaron la reforma judicial, la legalización del aborto y la creación del Consejo Económico y Social.
Como contrapartida, no mencionó en ese listado el Presupuesto 2020, que había dicho que enviaría entre abril y mayo; ni la nueva fórmula de movilidad jubilatoria para reemplazar la norma suspendida en diciembre pasado.
Entre los proyectos que anunció el mandatario se destacó el de reforma judicial que, según dijo, apuntará a la “creación de un nuevo fuero federal penal” con “medio centenar de magistrados”, lejos de la docena donde se concentran hoy las causas federales.
También se destacó el proyecto de legalización del aborto que manifestó enviará “dentro de los próximos diez días” y que estará acompañado por una segunda iniciativa para la “protección de los mil días”, que apunta al acompañamiento a las mujeres embarazadas “que necesitan más apoyo”.
El combo pareció dejar satisfechos a los dos sectores que pujan por el tema: los “verdes” aplaudieron de pie el anuncio de la legalización del aborto, mientras que los “celestes” saludaron la iniciativa complementaria para cuidar el embarazo.
Por otra parte, Fernández ratificó que enviará un proyecto para crear el Consejo Económico y Social cuyas autoridades, según adelantó, serán propuestas por el Poder Ejecutivo y deberán tener acuerdo del Senado, además de un mandato diferido del gobierno de turno.
El listado de iniciativas incluyó una para favorecer el desarrollo hidrocarburífero y minero, que atenderá al hecho de que la “minería metalífera y litio” son “grandes oportunidades para la exportación”, según evaluó el Presidente.
El mandatario también adelantó que enviará un proyecto para modificar la Ley de Economía del Conocimiento y otro para una nueva Ley de Educación Superior, cuyos detalles finos se conocerán cuando lleguen al Congreso.
Al referirse a la Cuestión Malvinas, Fernández anunció también tres proyectos, uno de ellos de demarcación del límite exterior de la plataforma continental, que apuntará a la exploración petrolera.