Actualidad Gremiales

Quejas de transportistas por peaje

A partir del 1º de marzo comenzará a regir el cobro de una tasa para los camiones que ingresen a la capital santacruceña por el puesto de Güer Aike con destino a Chile o a Tierra del Fuego. Por sólo pasar por el ejido urbano se deberán pagar 3.640 pesos.

La nueva tasa se impondrá a los camiones que ingresen al ejido urbano por el paso de Güer Aike.

RÍO GALLEGOS.- A partir del 1° de marzo entrará en vigencia una modificación realizada a la tarifaria municipal que impone el pago de una tasa especial a los transportistas que ingresen a la ciudad por el puesto de Guer Aike con destino a Chile o a Tierra del Fuego. La norma fue sancionada el 23 de diciembre por el Concejo Deliberante de Río Gallegos y ante su inminente entrada en vigencia comenzó a ser comunicada a los transportistas, algunos de los cuales comenzaron a protestar contra las autoridades.
Según publica el diario Tiempo Sur, la modificación a la tarifaria municipal incluye la actualización de los módulos en el ítem introducción de mercadería. Hasta ahora se aplica una tasa a la carga de hasta 4 mil kilos y otra a la carga que supera ese tonelaje.
La protesta de algunos transportistas es por el piso del último de estos segmentos, que estipula un pago diferenciado cada vez que un “camión tractor” haga “uso y ocupación transitoria de las calles, rutas y espacios públicos dentro del ejido municipal”.
“Eso se cobra solamente cuando vienen, no cuando salen, y afecta principalmente a los camiones chilenos y a los que van a la isla de Tierra del Fuego”, indicó una fuente municipal. “Si traen mercadería a Río Gallegos, pagan según el peso, y si pasan, pagan la tasa especificada en la nueva tarifaria”, que oscilaría los 3640 pesos el viaje.
Desde la municipalidad de Río Gallegos aclararon que lo primero que se hizo fue informar y notificar a todas las empresas que pasen por el puente de Güer Aike que comenzarán a cobrar a partir del 1º de marzo.
También especificó que, lo que se va a hacer con las que tienen base en Río Gallegos es abrir una cuenta corriente para que los choferes no tengan que tener el dinero en el camión; se utilizarán planillas de paso que serán firmadas por los choferes.
Al cierre del mes, o cada 15 días, tema que se resolverá según la periodicidad del volumen, el puesto le va a remitir esa información a recaudaciones, el Municipio lo carga como tasa en la cuenta del contribuyente y se le cobrará lo que corresponde.
Además, negaron que se trate del cobro de un peaje, ya que lo que se cobra es en base a la carga, el destino de la mercadería.

En pie de guerra
La nueva normativa cayó muy mal en los camioneros del otro lado de la frontera y la Asociación de Dueños de Camiones de Magallanes (ASODUCAM) anticipó la adopción de todas las medidas que consideren pertinentes, incluso la movilización.
En ese contexto, el presidente del gremio, Miguel Cárdenas, rechazó tajantemente la decisión del Municipio de la capital provincial, calificándola de “unilateral, abusiva y antojadiza” y que “no responde a acuerdos bilaterales ni a la reciprocidad que debería existir en la relación de ambos países”, según reflejó la prensa magallánica.
“Indudablemente rechazamos absoluta y enérgicamente esta medida y cualquiera que tenga que ver con cobros de peajes. Esta situación no amerita ningún análisis serio ni consecuente con la realidad económica que viven los transportistas magallánicos y que están obligados a utilizar diariamente esa ruta para unir nuestro territorio con el resto de nuestro país”, enfatizó.
Tras conocer la noticia por parte de sus asociados, ASODUCAM inició de inmediato gestiones ante autoridades de Punta Arenas y también en el Ministerio de Transportes, en Santiago. Asimismo, recordaron que el Gobierno argentino aún mantiene sin cumplir el acuerdo tomado en diciembre del 2016, donde se prometió por escritos y actas, en Buenos Aires, la pronta presencia definitiva de funcionarios de SENASA en el paso fronterizo de Integración Austral.