Actualidad

Advertencia de transportistas

“Están aislando a una provincia vecina como es Tierra del Fuego”, advierten desde la cámara de transporte. Sostienen que la tasa que se pretende cobrar va en contra de las políticas que están llevando adelante los Estados provincial y nacional para bajar los costos del transporte. Habían acordado una reunión con el intendente Pablo Grasso, quien no sólo no los recibió, sino que ahora tampoco les responde el teléfono.

“Han cometido un error que creemos, deberían subsanar”, expresó el secretario de FADEEAC, Martín Borbea.

RÍO GALLEGOS.- El secretario de la Federación de Empresas de Carga, (FADEEAC) Martín Borbea, dijo ayer que la tasa que se pretende cobrar en Río Gallegos al transporte de cargas a partir del 1° de marzo “es abusiva e ilegal, e impactará en los productos que transportamos que en su mayoría son bienes que la gente consume”.
El 23 de diciembre pasado, el Concejo Municipal de Río Gallegos impuso el pago de una tasa especial a los transportistas que ingresen a la ciudad por el puesto de Güer Aike con destino a Chile o Tierra del Fuego. Oportunamente, la medida no tuvo trascendencia y ante su inminente entrada en vigencia, comenzó a ser comunicada a los transportistas la semana pasada, generando reacciones en contra.
Martín Borbea, que representa a las Cámaras de empresas de cargas de todo el país, había solicitado junto a la fueguina CEFAC y la santacruceña CACyLCRUZ, una reunión con el intendente de Río Gallegos, Pablo Grasso, para explicar el impacto que la tasa municipal tendrá en las mercaderías que transportan.
“Esta medida atenta contra la productividad y contra los costos del transporte. No hay alternativa para los camiones, porque no se puede ingresar por otro lugar. La medida es irracional. Esta ordenanza es inédita, no hemos visto nunca algo así en todo el país”, dijo el empresario en diálogo con El Sureño.
“Hay que tener en cuenta que casi todos los bienes que llegan a la isla se transportan en camión por lo que todos los costos extra que sufra el camión, van a terminar repercutiendo en los productos que consume la gente”, indicó.
Además, afirmó que “prácticamente están aislando a una provincia vecina como es Tierra del Fuego, porque lamentablemente, todo el tráfico de camiones que va hacia la isla tiene que pasar por ahí”.
Según indicó el empresario, la reunión con las autoridades locales había sido acordada el viernes para el día lunes, aunque el intendente la canceló sin dar razones. “Estamos intentando tener diálogo”, dijo Borbea. “Nosotros no queremos ir al choque, sino hablar con las autoridades para que den marcha atrás con este artículo de la ordenanza municipal. Han cometido un error que, creemos, deberían subsanar y es hasta raro, porque va en contra de las políticas que está llevando el Estado provincial y nacional respecto de bajar costos”.
El empresario calificó el cobro de la tasa como una medida “inconsulta y recaudatoria” que aplica a todo tipo de transporte. “La ordenanza se refiere a todo camión tractor, esto significa que vaya cargado o vacío, grande o chico, con remolque o sin él, tiene que pagar una tasa. Un camión grande pagará 3.640 pesos, pero más allá del valor, lo que cuestionamos es la medida en sí, porque tenemos que trabajar para bajar los costos no para aumentarlos”, insistió el empresario.
Martín Borbea dijo que desde el lunes en que se suspendió la reunión están intentando retomar el contacto con las autoridades para acordar un encuentro, sin que hasta el momento haya sido posible. “Desde el viernes no nos responden los llamados ni los mensajes y no hay forma de llegar a ellos”.