Actualidad Sociedad

Primer corazón solidario para tapitas

El contenedor fue construido en una herrería de Ushuaia con materiales donados por una ciudadana quien quiso sumar su aporte a la causa de la Fundación Garrahan. Ayer fue colocado en la Plaza de los Bomberos Voluntarios.

La referente de la Fundación Garrahan Viviana Remy y Natalia Ochonga, donante del corazón solidario.
El corazón solidario y un alentador mensaje de fin de año.

USHUAIA.- El sábado a las 17:00 quedó formalmente inaugurado el primer corazón solidario para la recuperación de tapitas plásticas. El contenedor fue donado a la Fundación Garrahan por Natalia Ochonga y Herrería Mario de esta ciudad y fue colocado en la Plaza de los Bomberos Voluntarios.
Este tipo de contenedores se encuentran dispersos por todo el país con el objeto de recuperar tapitas para el Programa de Reciclado y Medio Ambiente de la Fundación Garrahan. El instalado ayer en Ushuaia fue donado íntegramente por particulares y se suma a los “tapitómetros” y contenedores plásticos que desde hace años reciben donaciones en los comercios e instituciones públicas de la ciudad.
La donación fue entregada a la referente de la Fundación Garrahan, Viviana Remy, que convocó a la inauguración con tapitas para donar. “Una inmensa alegría tengo por este precioso regalo de Natalia Ochonga y Herrería Mario que ayer me dieron esta sorpresa y hoy colocamos en la Plaza de Bomberos Voluntarios Ushuaia. Mi agradecimiento a tan hermosas personas que ayudan a que este Programa de Reciclado y Medio Ambiente de Fundación Garrahan siga creciendo y la gente siga sumando materiales”, al inaugurar este primer contenedor.
Gracias a la solidaridad de las empresas, comercios y comunidad de Ushuaia, la Fundación Garrahan recibe cada año toneladas de materiales reciclables a través de las juntadas solidarias que se organizan en los cuarteles de bomberos de la ciudad.
Las tapitas que se juntan en Ushuaia para la Fundación Garrahan son separadas por colores para darle mayor valor a la carga, y con ellas, se fabrican juguetes plásticos, elementos de limpieza como baldes y fuentones, y otros productos, que se transforman en dinero para el Hospital de Pediatría.
Según información provista por la Fundación Garrahan, para fabricar un balde y una palangana se necesitan 310 tapitas y en 20 años que lleva el programa de reciclado, la institución ha logrado reciclar 6371 toneladas de tapitas plásticas.