Actualidad Sociedad

En Ushuaia se sumaron al banderazo

USHUAIA.- Asociaciones ambientalistas de todos el país convocaron ayer a la ciudadanía a manifestarse contra los proyectos de megaminería que intentan instalarse en provincias cordilleranas. En Ushuaia, el encuentro se realizó en el cartel de la costanera.

El banderazo realizado en Ushuaia.

Bajo la consigna “Argentina Unida por el Agua”, se realizó ayer en todo el país un banderazo plurinacional para decir no a la megaminería. La convocatoria se produjo en diversos puntos del país, y hubo banderas, carteles, cacerolazos y bocinazos en rechazo a la actividad que pone en riesgo la calidad del agua en muchas provincias argentinas.
En Santa Cruz, donde hay una importante actividad minera, también se realizaron marchas tanto en Río Gallegos, como en El Calafate, Piedrabuena y El Chaltén.
Las movilizaciones se realizaron en apoyo a la lucha que están llevando adelante los pueblos chubutense y mendocino, contra la megaminería y la contaminación del agua. La propuesta de los diferentes organismos ambientalistas nacionales surge por pedido de la misma comunidad de Mendoza, donde se vive un conflicto socio-ambiental a raíz de la modificación de la Ley Nº 7.722, que autoriza el uso de químicos en la minería.
Este hecho generó una protesta social masiva que se denominó la «Marcha más grande de la historia de Mendoza», en la que una multitud se movilizó 100 kilómetros por la Ruta Nacional Nº 40 hacia la Casa de Gobierno, logrando una caravana con más de dos kilómetros de longitud que exigió al Gobernador Rodolfo Suárez el veto de la reforma de la ley.
Durante el reclamo, los mendocinos fueron reprimidos duramente por la policía, con gases lacrimógenos y balas de gomas, con un saldo de al menos dieciséis manifestantes detenidos.
Si bien el Gobernador Suárez, tras el rechazo de la sociedad, dio marcha atrás y anunció la suspensión de la reglamentación a la reforma, aún no figura en el Boletín Oficial de Mendoza y, por lo tanto, siguen en pie todas las actividades convocadas en diferentes localidades de Argentina.
Tras la modificación a la Ley Nº 7722, que habilitaba el desarrollo metalífero en Mendoza, Chubut se convertía en la única provincia antiminera del país, gracias a Ley Nº 5.001, que bloquea la explotación a cielo abierto desde el año 2003, gracias a la lucha histórica del pueblo.
Por temor a algún efecto rebote, los chubutenses que forman parte de “La asamblea por el no a la mina” se declararon en estado de alerta y realizaron una vigilia y manifestación contra cualquier intento de tratar la propuesta de zonificación minera en la provincia, teniendo en cuenta el potencial de Chubut.