Policiales

Allanaron un estudio jurídico

Investigan a una abogada por presunta “extorsión” contra un cliente.

Daniel Cesari Hernández, juez de la causa.

RIO GRANDE.- La denuncia fue radicada la semana pasada por parte de Pablo Hernández, quien tiene una causa por “homicidio culposo” en relación a un trágico accidente de tránsito hace dos años atrás en la ruta 3 donde murió una joven adolescente.
El denunciante señaló que inmediatamente de sucedido este siniestro se presentó la abogada María Naveas Lagos, a quien conocía a través de la hija de la misma, asegurando esta letrada los problemas legales que podía tener.
Conmocionado por el accidente y ante la presión que sufría, Hernández la designó como abogada y allí comenzaron los problemas.
En la denuncia aporta mensajes de WhastApp y hasta audios, en los que la abogada referiría a “pagos necesarios” para supuestos sobornos y acelerar la causa para su bienestar procesal.
Incluso hacía referencia a pasos procesales como la Cámara de Apelaciones donde había que efectuar pagos, instancia a la cual la causa nunca llegó ya que siempre estuvo en instrucción donde ya se inició un trámite para la probation del imputado, quien a partir de la denuncia cambió de abogado.

Allanamiento
Ante la denuncia ayer se allanó el estudio jurídico de Naveas Lagos sobre calle Santa Fe del barrio Mutual, en un procedimiento conducido por el juez de instrucción Daniel Cesari Hernández, acompañado del fiscal Mayor Guillermo Quadrini, y secundados por dos abogados del Colegio de Abogados, al cual debe notificarse en caso de allanarse un estudio jurídico.
De allí se secuestró prueba documental referida a la causa de homicidio culposo, una computadora y el celular de la letrada imputada quien fue notificada de derechos y garantías.
La causa ahora analiza las imputaciones a precisar que van desde extorsión, a tráfico de influencias y hasta defraudación, ya que la víctima aportó comprobantes de depósitos por pagos superiores a los 4 millones de pesos.