Gremiales

Prosigue paro de Camioneros en Santa Elena

RIO GRANDE.- El Sindicato de Camioneros paraliza, por tercer día consecutivo, las actividades de la empresa Santa Elena, encargada de la recolección de residuos sólidos urbanos de la ciudad.

La basura se acumula en los contenedores de Santa Elena por la medida de fuerza.

La medida de fuerza tiene carácter preventivo, ante la disputa que existe entre la firma y el Municipio local. Justamente la empresa le reclama al Ejecutivo una deuda de 100 millones de pesos que pondrían en riesgo el pago de indemnizaciones, de salarios y el bono de fin de año acordado con el sindicato.
“Necesitamos recursos para seguir trabajando y la deuda que se acumula tiene que ver con el relleno sanitario y el servicio de recolección”, expresó ayer el apoderado de la empresa, Toni Bravi.

La postura del Municipio
La secretaria de Producción y Ambiente del Municipio de Río Grande, Sonia Castiglione, se encuentra al frente de las conversaciones para destrabar el conflicto Santa Elena y al respecto, precisó que “todo lo que estamos haciendo y todo lo que estamos hablando es con el fin de garantizar la prestación del servicio pero también que se cumpla con las obligaciones de los empleados de Santa Elena. Confío en que llegaremos a buen puerto, sin comprometer tampoco las finanzas de la ciudad”.
“Estamos avanzando, no podemos dar demasiadas precisiones por ahora, hasta que logremos un acuerdo que sea beneficioso para todos. Sabemos que nos apremia el tiempo para una solución, estamos trabajando para conseguir esto. Pero a veces hay cuestiones, como las financieras que deben resolverse para destrabar la situación”, insistió.
Asimismo, argumentó que “el atraso en los fondos coparticipables por parte del Gobierno provincial hacia la ciudad trae este tipo de consecuencias, porque muchos proveedores se ven perjudicados por esta realidad que hoy nos toca, pero existe predisposición de todos para que lleguemos a un acuerdo y volver a darle el servicio de la ciudad”.

Sin servicio
Por su parte, el intendente electo del Municipio local, Martín Pérez, opinó sobre la cuestión y aseguró que “a mí no me interesa quién es el culpable de esta situación. Lo cierto es que hace dos días a los vecinos de Río Grande se les está acumulando la basura en la puerta de la casa y hasta anoche (por anteanoche), por lo que manifestó la empresa, ni siquiera habían sido recibidos”.
“Nos haremos cargo de lo que nos tengamos que hacer cargo. No quiero venir a echar culpas sino simplemente clarificar una situación”, recalcó y además, dijo que “cuando asumamos y logremos conocer la realidad fina del Municipio, se la comentaremos a los vecinos y tomaremos las decisiones que tengamos que tomar”.
El propio representante de Pérez en la transición, Gastón Díaz, había anticipado una “reunión formal” con la empresa Santa Elena, ante el reclamo de deuda y al mismo, tiempo admitió que “según manifiestan ellos, es una deuda que ya ha sido devengada durante el período 2019”.
“La verdad es que nos gustaría conocer de parte de la empresa cuáles son sus expectativas y las charlas que han tenido con el actual Ejecutivo en cuanto al reconocimiento de la deuda o no, y las posibilidades que tiene el Ejecutivo de afrontarla”, precisó.
Finalmente, rememoró que “en la última reunión de comisión de presupuesto en el Concejo Deliberante, nosotros planteamos que la parte más escasa de información que habíamos recibido tenía que ver con los pasivos que tiene el Ejecutivo actual”.